A Puig le resbalan las críticas

Yasiel Puig looks on from the dugout prior to Game Four of the National League Divison Series against the St. Louis Cardinals. (Jamie Squire/Getty Images)

Desde su llegada a Grandes Ligas hace 22 meses, el cubano Yasiel Puig ha sido uno de los jugadores más emocionantes de ver en el terreno de juego, pero al mismo tiempo, una controvertida y polarizante figura que en más de una ocasión ha recibido agrias críticas, incluso hasta de colegas consagrados.

El talentoso jardinero derecho de los Dodgers de Los Angeles admite que ha cometido muchos errores, asegura que está trabajando en eliminarlos, pero eso no significa que preste mucha atención a sus detractores.

“Como quiera seguirán criticando, nunca dejan de criticar. Si criticaron a Dios y hablan de Dios y no lo conocieron, imagínate de mí, que estoy aquí”, dijo Puig a ESPNdeportes.com en Dodger Stadium en la serie inaugural de la temporada contra los Padres de San Diego.

“No me estoy comparando a Jesucristo y sé porque algunas personas se enojaron conmigo en el pasado, solo trataba de hacer una comparación”, dijo Puig posteriormente. “Voy a trabajar duro en complacer a la mayoría, pero no creo que eso se pueda conseguir. Siempre habrá alguien que no estará de acuerdo contigo”, agregó.

Pero más que dar explicaciones, eliminar sus disparos alocados desde el jardín derecho o dejar de lanzar el bate al aire cuando pega un cuadrangular, Puig sabe cual es la mejor manera de, al tiempo que elimina algunas críticas, saltar al próximo nivel en las ligas mayores.

“Este año, mi tercero casi completo, he trabajado en cosas diferentes que me faltaron anteriormente. Espero mejorar este año para tener una buena temporada como espera mi coach de bateo y como estoy esperando yo”, dijo Puig, quien batea .304 con 35 jonrones, 22 bases robadas y 111 carreras impulsadas en sus primeros 253 partidos con los Dodgers.

Puig, de 24 años, bateó .309 con 12 jonrones y 52 remolques en la primera mitad de la temporada pasada, cuando se ganó su primera convocatoria al Juego de Estrellas. Sin embargo, en la segunda parte, descendió notablemente (.274, 4 jonrones, 17 impulsadas) al punto de ser mandado a la banca en los playoffs, cuando se ponchó ocho veces en 12 turnos.

“No entrené mucho el año pasado”, confesó Puig, quien ha pegado un hit y tiene cuatro ponches en sus primeros siete turnos del 2015.

“Por eso este año comencé a entrenar más temprano para ver si estoy mejor preparado, físicamente, para el último mes de la temporada y batear como se espera. Estoy trabajando desde una semana antes que el resto de mis compañeros. Prefiero estar cansado al principio, pero fuerte al final”, dijo.

Puig, quien solamente tuvo 63 juegos de experiencia en ligas menores antes de ser promovido por los Dodgers, ha tenido que completar su aprendizaje en Grandes Ligas, jugando contra los mejores del mundo. No es que le haya ido mal, ya que desde su debut cuenta con dos elecciones de Jugador del Mes, un segundo lugar en la carrera por el Novato del Año de la Liga Nacional del 2013, un viaje al partido de estelares y su imagen en la cubierta del videojuego “MLB The Show ´15” de la consola “PlayStation” de Sony.

Pero ahora, con más tiempo en la liga, más madurez y conciencia de lo que representa para su equipo, muchos piensan que Puig podría escalar al nivel de ser aspirante anual al Jugador Más Valioso (MVP).

“Me siento orgulloso de que la gente piense que puedo ser Jugador Más Valioso. Después que el coach de bateo, Mark McGwire, me dijo eso, decidí comenzar a entrenar más fuerte desde temprano con él”, dijo Puig.

“Siempre he trabajado fuerte, pero este año arranqué más temprano. Con el deseo que tengo de dar lo mejor de mi en el terreno y con el entusiasmo que traigo, creo que puedo lograrlo [el premio MVP] si trabajo fuerte”, dijo Puig.

Publicado en ESPNDeportes.com por Enrique Rojas.

Related posts

Deja un comentario