Alexei Ramírez confía en su defensa

Alexei Ramirez dives unsuccessfully for a ball hit by Brian Dozier of the Minnesota Twins in the third inning (Photo by Jonathan Daniel/Getty Images)

El no estar cien por ciento concentrado en el terreno de juego, por circunstancias familiares, hizo que Alexei Ramírez tuviera la peor actuación defensiva de su carrera en el 2013, con los Medias Blancas de Chicago.

El campocorto cometió 22 errores en la temporada, liderando en ese departamento a todos los jugadores de su posición en Grandes Ligas. Eso lo convirtió en uno de los factores que contribuyó a la desastrosa campaña del equipo, que solo ganó 63 juegos y perdió 99.

Detrás de esos pecados defensivos de Ramírez estuvo la desconcentración con la que tuvo que lidiar, en silencio, desde el segundo mes de temporada y producto de una situación familiar, devenida por la muerte violenta de su suegro, en República Dominicana.

El tiempo transcurrido en este invierno le ha servido para superar tal situación y trabajar en reenfocarse en el terreno de juego, en corregir las fallas de un 2013 para el olvido.

“Estoy mucho mejor, gracias a Dios. Los problemas mentales, familiares ya han pasado. Estoy mucho mejor ahora, más preparado”, dijo Ramírez a ESPNDeportes.com en su reciente visita a la ciudad de Chicago.

El campocorto asegura que una vez superada esa situación y retomada la concentración total en el juego no hay porqué preocuparse en su defensa, pues ésta volverá a ser consistente y sólida.

El enfoque en la preparación que ha realizado en el invierno ha estado básicamente en fortalecer su físico y en desarrollar más aspectos de su ofensiva, para así poder ser más útil, valioso y productivo para el equipo.

“Estoy trabajando mucho en la ofensiva- en irme a la banda opuesta, aunque depende del lugar en el que me pongan en el orden al bate. Si me ponen para empujar carreras o para estar ayudando al primer bate, todo va a estar relacionado con la posición en la que me pongan”, dijo Ramírez, quien acerca del orden al bate que prefiere estar expresó: “Me gusta mucho la responsabilidad, me gusta mucho estar entre los primeros bateadores, el año pasado me fue bien. Creo que mi mejor posición es la de segundo bate, porque ahí tengo más pitcheos y el tercer bate me cubre más”.

En el 2013 dejó registros ofensivos de .284 — segundo promedio más elevado de su carrera — con 39 dobles, dos triples, seis jonrones, 48 carreras remolcadas y 68 anotadas. Además se robó 30 bases, cifra tope en su carrera.

El aprovechar la velocidad fue precisamente uno de los objetivos de Ramírez en la campaña pasada y le dio resultado, al igual que el intentar darle más a la bola hacia la parte derecha del terreno de juego.

“Esa — el batear más hacia la banda contraria — creo que será mi sorpresa para este año”, dijo Ramírez, quien la temporada pasada envió 31 imparables hacia ese lado del terreno, del total de 181 que consiguió.

Publicado en ESPNdeportes.com por Billy Russo.

Related posts

Deja un comentario