Aroldis Chapman ha encontrado su ritmo

Jesse Sánchez. MLB.com – El lanzador cubano de los Rojos luce mucho más suelto. Convive y bromea mucho más con sus compañeros de lo que lo hacía durante sus primeros dos entrenamientos primaverales.

Chapman se ha adaptado – dentro y fuera del terreno- y espera que eso lo catapulte en Grandes Ligas cuando termine la primavera.

“Las cosas ahora son mucho más diferentes que al principio”, confesó Chapman. “No sabía mucho. No conocía a mucha gente. No sabía el estilo del juego. Ahora, ya tengo dos años aquí y me he relacionado con mucha gente y me he adaptado más aquí”.

La adaptación de Chapman al juego y a la vida en los Estados Unidos le está rindiendo dividendos esta primavera, especialmente considerando que en algunos aspectos, todavía está en tinieblas.

Los Rojos todavía no le han dicho si abrirá la temporada como miembro de la rotación, el bullpen o en ligas menores. Chapman está compitiendo con el derecho Homer Bailey por el quinto puesto en la rotación detrás del dominicano Johnny Cueto, Mat Latos, Bronson Arroyo y Mike Leake. El cubano también podría darle profundidad a un bullpen que acaba de sufrir la pérdida del taponero Ryan Madson por el resto del 2012.

Chapman, programado para lanzar el jueves en contra de los Cerveceros, prefiere ser abridor.

“Este año, ellos me están dando la oportunidad de ganarme un puesto en la rotación, y creo que estoy aprovechándola”, expresó Chapman, quien se encuentra en el tercer año de un contrato de seis temporadas y $30.25 millones con los Rojos. “Trabajé duro en el invierno para esta oportunidad. Todavía hay un puesto vacante. Vamos a ver que hacen”.

Hasta ahora, Chapman tiene foja de 1-0 con una efectividad de 1.50 en 12 entradas en la Liga Cactus. Ha abanicado a 12 y otorgado sólo dos bases por bolas, atribuyendo su éxito esta primavera a trabajar a un paso más rápido sobre la loma. Ha descubierto un nuevo ritmo entre pitcheadas y se ha dado cuenta que le va mejor cuando trabaja más rápido.

“Se dio cuenta que eso le funcionaba muy bien”, dijo el dominicano Mario Soto, asistente especial del gerente general y ex lanzador de Grandes Ligas. “Lo mismo me sucedió a mí con mi cambio (de velocidad). Me dije ‘Wow. Esto es de lo que todos están hablando. Voy a utilizarlo de ahora en adelante'”.

Chapman sonríe cuando se le pregunta acerca de tomar menos tiempo entre pitcheadas. Sabe que ese enfoque le está dando buenos resultados. También sabe que falta mucho por hacer antes de que terminen los entrenamientos primaverales.

Chapman está madurando.

Chapman asegura que la mayor lección que ha aprendido desde que firmó con los Rojos es cómo ser un jugador profesional. También ha aprendido a balancear mejor la libertad que nuca tuvo en Cuba con la responsabilidad que demanda el hecho de ser una celebridad en los Estados Unidos.

“He aprendido a mantener la disciplina y la rutina”, destacó. “Nunca debes relajarte en el terreno. Ahora tomo eso más en serio. Pero debes entender que aquí es una cultura diferente. Nosotros, todos los latinos, venimos de lugares diferentes pero aprendemos cómo se hacen las cosas aquí. Una vez que te adaptas, ya no hay problema. Sólo tienes que adaptarte”.

Parte de la adaptación de Chapman a los Estados Unidos ha sido aprender a hablar el idioma inglés. El lanzador contrató a un maestro de inglés durante el receso de temporada y practica con CD’s del programa “Rosetta Stone” en su tiempo libre.

Espera poder dar entrevistas en inglés sin la ayuda de un traductor la próxima primavera.

“El inglés es el idioma de este país”, manifestó. “Tienes que hablarlo”.

Lo que Chapman no sabe es dónde arrancará esta temporada.

¿Qué pasa si el equipo le dice que lo necesita en el bullpen?

“No hay nada que pueda hacer”, admitió el nativo de Holguín. “Ellos son quienes toman las decisiones, y trataré de hacer lo mejor que pueda en el bullpen. Y quizás el próximo año vendré para ganarme un puesto en la rotación”.

¿Y si le dicen que arrancará la temporada en la rotación?

“Eso es lo que yo quiero”, recalcó. “Seguiré trabajando duro para ser abridor. He sido abridor por varios años”.

Chapman no quiere oír hablar de la posibilidad de comenzar la campaña en ligas menores.

“Todos fueron abridores alguna vez. La mitad [de este clubhouse] también fueron shortstops”, señaló Baker. “Cada pelotero tiene su preferencia, pero estoy seguro de que [Chapman] preferiría jugar en Grandes Ligas. Esa es su preferencia”.


Related posts

Deja un comentario