Header Banner

Arruebarruena llega a la jungla

Erisbel Arruebarrena (der.) luce feliz con Yasiel Puig su amigo y compañero de la infancia en el beisbol cubano. (Foto: EDLP Gustavo Martínez Contreras)

El cubano Yasiel Puig ya no está solo en el casillero de los Dodgers.

Su compatriota, el jugador de cuadro Erisbel Arruebarruena, se integró el miércoles pasado al equipo de Los Ángeles en el Citi Field de esta ciudad previo al segundo partido de la serie de tres encuentros ante los Mets.

“Sí, sí, es un sueño hecho realidad gracias a Dios”, comentó el prometedor infielder cubano después de la rutinaria sesión individual de calentamiento.

“Y ahora a meter mano para que las cosas me salgan bien”, agregó el joven antillano.

En cuanto Arruebarruena entró al vestidor de los Dodgers, sus nuevos compañeros de equipo comenzaron la alharaca y una voz sonó: “Ahí te está esperando Puig”.

Arruebarruena, de 24 años de edad, es amigo de la infancia y ex compañero de equipo en la liga cubana de Puig. Ambos jugaron para el Cienfuegos.

“Todo bien porque él (Puig) fue compañero mío, nos conocemos muy bien”, señaló el prometedor jugador de cuadro.

Tras su participación en el Clásico Mundial de Beisbol 2013, el recién llegado al equipo de Don Mattingly desertó de Cuba y halló camino hasta Haití, donde se mostró ante buscadores de talento.

Los Dodgers lo firmaron por cinco años y 25 millones de dólarees, más un bono de 7.5 millones por la rúbrica.

Antes de su llegada, jugó para el equipo Lookouts de Tennessee, sucursal Doble A de los Dodgers, con quienes no destacó mucho al sólo batear para promedio de .208 en 25 juegos disputados.

Sin embargo el equipo californiano necesitaba a alguien para cubrir el espacio del lesionado Juan Uribe, quien fue enviado a la lista de inhabilitados de 15 días tras resentirse de la lesión en el tendón de la corva derecha el martes en el primer encuentro ante los Mets.

Se esperaba que ante esta eventualidad el equipo llamaría al también cubano Alexander Guerrero, que milita en la sucursal Triple A, para tapar ese hueco, pero se optó por Arruebarruena después de que Guerrero perdiera un pedazo de la oreja en una pelea con su compañero de equipo en las Ligas Menores, Miguel Olivo.

Por cierto, el receptor dominicano fue cesanteado ayer por los Dodgers después de ese incidente.

Publicado en laopinion.com por Gustavo Martínez Contreras.

Related posts

2 Comments

  1. carlitos

    al finnnnn, hace falta que ahora todo le salga bien al grillo y pueda demostrar que el tambien puede estar entre los grandes.

    Reply
  2. Jordan

    Saludos cordiales:Es posible que a Erisbel le cueste batear en sus primeras temporadas, pero estoy seguro que demostrarà que con el guante no es segundo de nadie. Enhorabuena!!!
    Afectos

    Reply

Deja un comentario