Ausencias marcan la 55 Serie cubana

Julio Alfredo Martinez. Foto: Ismael Francisco

(PL).- La 55 Serie Nacional de Béisbol comenzará esta vez en Cuba con el criterio mayoritario de que será quizás la más débil de las efectuadas desde 1962, cuando en la isla se erradicó el profesionalismo.

De acuerdo con el presidente del Instituto Nacional de Deportes, Antonio Becali, sólo en el último año 84 peloteros abandonaron el país y al equipo para los Juegos Panamericanos de Toronto le faltó un 27 por ciento de los participantes en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2014.

Pinar del Río, titular de la temporada 54 y de la Serie del Caribe de febrero pasado, se presentará sin 15 de los jugadores que estaban en su roster en la contienda anterior y sin su experimentado piloto, Alfonso Urquiola, quien dijo estar molesto por decisiones de la Comisión Nacional de Béisbol (CNB).

Entre los jugadores pinareños ausentes figuran los estelares lanzadores Julio Alfredo Martínez y Vladimir Gutiérrez, el receptor Lorenzo Quintana, el torpedero Luis Alberto Valdés, el jardinero Osniel Madera y el jugador de cuadro David Castillo.

El conjunto Matanzas, que perdió frente a Isla de la Juventud en el play-off semifinal de la pasada contienda, saldrá al terreno sin el pitcher Cionel Pérez, el short stop Dainer Moreira, el camarero José Miguel Fernández, y los guardabosques Yadiel Hernández y Guillermo Heredia.

Santiago de Cuba, otro de los equipos emblemáticos del país y que no pudo pasar a la segunda fase del torneo nacional el pasado año, tendrá mayores dificultades esta vez por la ausencia del tercera base Luis Yander Lao y el outfielder Alexei Bell.

El joven serpentinero Norge Luis Ruiz, de destacada actuación de la reciente Serie del Caribe como refuerzo de Pinar del Río, también integra el grupo de los que decidieron probar fortuna fuera del país.

Los 16 equipos intervendrán en el próximo campeonato mayormente con jugadores participantes en la segunda serie sub-23, concebida como una liga de desarrollo para nuevos valores.

Uno de los conjuntos más perjudicados, Villa Clara, solo podrá contar con 10 de los 32 jugadores de la anterior contienda, porque el resto salió al exterior o pasó a otros combinados.

El semanario Trabajadores apuntó en su más reciente edición que “a simple vista, más de 50 jugadores que vistieron uniformes en la pasada campaña y con una calidad por encima de la media no estarán ahora por disímiles razones”.

La salida del país por vías legales o ilegales es la principal causa de tal desangramiento, a pesar de las mejoras económicas aprobadas para los peloteros y la posibilidad de contratación en el exterior sin tener que romper vínculos con su tierra natal, añadió la publicación.

Con la aplicación del bloqueo estadounidense, todo pelotero cubano que quiera jugar en la Major League Baseball debe radicarse en un tercer país y firmar un documento mediante el cual se compromete a no volver a su patria.

En opinión de especialistas, la situación por la que atraviesa el béisbol cubano impone cambiar la estructura actual, porque con esa cantidad de conjuntos no es posible recuperar la calidad de antaño; pero, al menos hasta el próximo año no se anuncian modificaciones.

Otros, por su parte, alertan que el sorpresivo triunfo en la anterior Serie del Caribe no puede ser tomado como ejemplo de que el béisbol cubano esté saliendo de la crisis que lo afecta desde hace varios años.

José Manuel Cortina, quizás el mejor entrenador de pitcheo del país, refutó en reciente entrevista concedida al sitio web Cubadebate a quienes aseguran que ese deporte goza hoy de buena salud.

En su opinión, para buscar el porqué habría que adentrarse muchos años atrás, pues hay problemas que salen a largo plazo.

Al respecto mencionó como uno de los primeros errores la mentalidad de retirar peloteros de entre 30 y 35 años sin lograr mantener un flujo. No había la misma cantidad de entradas que de salidas; era como tener una tubería a la que le entraba una tonelada de agua y le salían treinta, ejemplificó.

Al comentar que en julio pasado, y durante una serie de preparación, la selección cubana que concurrió a los Juegos Panamericanos estuvo 24 innings sin anotar frente a un conjunto universitario estadounidense, Cortina contrastó que antes “le caíamos a palo a todo el mundo”.

Mientras, al referirse a la salida de jóvenes talentos, expresó que los americanos “están tomando productos terminados y no les cuesta prácticamente nada darles el acabado”.

Related posts

Deja un comentario