Header Banner

Avileños emparejan épicamente play off

Con una impresionante remontada, Ciego de Ávila venció hoy aquí 8-4 a Granma en el estadio Mártires de Barbados, y logró emparejar a dos triunfos por bando la final divisional de Oriente del Campeonato Cubano de béisbol.

Los Tigres salieron debajo en el marcador cuando los anfitriones fabricaron un electrizante rally de tres carreras en el mismo capítulo inicial, en el que influyeron sendos cuadrangulares de los jardineros Urmaris Guerra y Yoennis Céspedes.

Un inning más tarde, en el segundo, los granmenses volvieron a la carga y marcaron otra anotación, que provocó la súbita explosión del abridor avileño, el zurdo Maikel Folch, integrante del equipo Cuba al II Clásico Mundial.

En ese momento y con desventaja 0-4, el mentor de Ciego de Ávila Roger Machado decidió utilizar al derecho Yander Guevara en funciones de relevo y el cambio resultó divino para las aspiraciones de triunfo de los visitantes.

Guevara entró con una eficiencia especial y, pese a varios errores de su defensiva, logró reducir a la mínima expresión a la poderosa artillería de los Alanzanes, en espera de una reacción de los suyos frente al astro local Ciro Silvino Licea.

Hasta entonces Licea había dominado a placer a sus rivales, con notable control y buena velocidad en sus lanzamientos.

Dicha efectividad hacía presagiar una victoria de su equipo, sin embargo el derecho de El Dátil flaqueó por enésima ocasión en postemporadas y sus pitcheos fueron vulnerados en el cuarto capítulo, cuando los visitantes lograron igualar de un golpe el desafío, tras marcar racimo de cuatro carreras.

En esa entrada, Ciego de Ávila disparó cuatro hits, entre los que destacaron el jonrón en solitario del inicialista Yorelvis Charles y el sencillo impulsor de dos carreras del torpedero Yorbis Borroto.

La flojera de Licea continuó en el quinto inning, abierto por el toletero de los Tigres Yorelvis Fiss con bambinazo sin compañeros en base, a lo profundo de la pradera izquierda, conexión que colmó la paciencia del mentor granmense Ángel Ortega, quien catapultó a su abridor de inmediato.

Así, 5-4, se mantuvieron las acciones del duelo hasta el octavo, momento aprovechado por Ciego de Ávila para fabricar tres anotaciones que sentenciaron de una vez por todas la suerte del partido.

Finalmente, el crédito de la victoria correspondió a Guevara, quien necesitó el auxilió del derecho Yadir Rabí en los últimos tres episodios del encuentro.

Ciro Silvino, por su parte, cosechó su decimoquinto revés en etapas de postemporada ante solo dos éxitos, y de esta manera ratificó su terrible capacidad de triunfo en momentos cumbre, un mal que lo acompaña desde sus años mozos.

Con este resultado, la final de la división oriental del Campeonato Cubano de béisbol está igualada a dos victorias por bando, cuando restan como máximo tres partidos para el desenlace definitivo.

Estos equipos saltarán mañana a la grama del Mártires de Barbados para disputar el quinto choque de la serie, con la ilusión de tomar ventaja antes de viajar a Ciego de Ávila, sede del sexto y séptimo desafíos, este último si fuera necesario efectuarlo.

En el otro partido de la fecha, Pinar del Río noqueó 10-0 a Cienfuegos en la final Occidental y puso ese play off a punto de mate, ya que gozan de ventaja favorable de tres triunfos contra uno.

Box Score

Related posts

Deja un comentario