Betancourt: Un héroe inusual en el béisbol

“La vida es como una caja de chocolates: nunca sabes lo que te va a tocar”.

Esa frase legendaria de la película Forrest Gump se ajusta también al béisbol, donde no hace falta necesariamente ser una estrella altamente cotizada para convertirse en el héroe de un partido.

Sólo basta con llegar en el momento oportuno, sobreponerse al nerviosismo de la situación y hacer las cosas lo mejor posible.

Por esas cosas increíbles que tiene el béisbol, el cubano Yuniesky Betancourt fue uno de los héroes de la jornada dominical, a pesar de no ser una superestrella habituada a robarse los titulares de la prensa.

Betancourt, un jugador promedio que batea para .268 en ocho temporadas, empezó el domingo en la banca de los Reales de Kansas City, que terminaban la serie de Missouri ante los campeones Cardenales de San Luis.

Sin embargo, una lesión de Chris Getz en el mismo primer inning obligó al manager Ned Yost a llamar al cubano al terreno, para un juego que se extendió por 15 episodios.

Get the Flash Player to see this content.

Tras fallar en sus primeras cinco oportunidades, Betancourt rompió un empate a dos carreras en el decimocuarto inning, al sonar doblete remolcador de una carrera.

Sin embargo, los Cardenales igualaron a tres en el cierre de ese episodio por sencillo impulsador del boricua Yadier Molina.

En el decimoquinto, nuevamente le tocó batear a Betancourt y con un corredor en base, despachó la pelota sobre las cercas del jardín izquierdo, para ponerle cifras definitivas al marcador: Reales 5, Cardenales 3.

Por: Jorge Morejón. espndeportes.com


Related posts

Deja un comentario