Cepeda hace autocrítica y Cuba mira hacia adelante

Frederich Cepeda #24 of Cuba reacts after lining out to center in the 1st inning during the World Baseball Classic Pool E Game One between Cuba and Israel at Tokyo Dome on March 12, 2017 in Tokyo, Japan. (Matt Roberts / Getty Images)
Photo Credit To Matt Roberts / Getty Images
El designado cubano Frederich Cepeda hizo autocrítica hoy tras el revés contra Israel en la apertura de la segunda ronda del IV Clásico Mundial de béisbol, pero aseguró que el equipo seguirá luchando hasta el final.

Fallamos en momentos clave, no supimos ligar y ellos (los israelíes) si pudieron hacerlo. Eso ya nos ha pasado en varias ocasiones y en el béisbol gana el que más carreras haga en el juego, remarcó el tercer bate de la escuadra caribeña.

Cuba perdió hoy por 1-4 ante Israel en el Tokio Dome y vio reducidas sus oportunidades de acceder a las semifinales del torneo, porque quedó obligada a ganar los próximos dos partidos, primero ante los anfitriones de Japón y luego contra Holanda.

Cepeda, inmerso en su cuarto Clásico Mundial, enfatizó que aquí “lo importante es que Cuba gane”, por encima de cualquier liderato individual.

Antes de comenzar el certamen, el internacional cubano lideraba varios departamentos ofensivos históricos del Clásico, entre ellos los de hits, dobles, bases por bolas y jonrones, además de exhibir un porcentaje de embasado (OBP) superior a .550.

Si Cuba pierde no se cumple el objetivo, manifestó el integrante del Todos Estrellas de la historia del Clásico.

Sobre Israel, un equipo compuesto casi totalmente por jugadores estadounidenses con raíces judías (varios con experiencia en Grandes Ligas), Cepeda dijo que “es bueno que sea fuerte, así el torneo coge más fuerza”.

Hoy se dio un buen partido, pero ellos se llevaron la victoria, hicieron las carreras que nosotros no pudimos hacer, reiteró.

Hasta el momento, los israelíes ostentan balance perfecto de 4-0, tras sumar el triunfo de hoy a los tres conseguidos en la primera ronda del grupo A, frente a Holanda, Surcorea y China Taipei.

Solo uno de los jugadores de esa novena nació en suelo israelí, pero las normas del certamen permiten que el resto de los peloteros sean llamados a filas si demuestran ser descendientes de esa nación, por muy lejano que sea el parentesco.

Cuba descansará mañana y el próximo martes chocará contra los japoneses, ante quienes perdió por 6-11 en la primera etapa.

Un día después, el miércoles, se medirán a la escuadra de Holanda, una de las bestias negras de los cubanos en el presente siglo.

Para clasificar a las semifinales, programadas en el Dodgers Stadium de la urbe estadounidense de Los Ángeles, el elenco de la mayor de las Antillas deberá cerrar filas y ganar esos dos partidos, algo ahora mismo poco probable, según la opinión de varios expertos

Post source : Prensa Latina

Related posts

Deja un comentario