Céspedes enfocado en ayudar a los Atléticos

Yoenis Cespedes #52 of the Oakland Athletics rounds second base after he hits a home run against the New York Yankees. (Rich Schultz/Getty Images)

Muchos la han llamado la jugada del año.

El estelar jardinero de los Angelinos de Los Ángeles Mike Trout pegó tremendo batazo al jardín izquierdo en un partido empatado 1-1 en la octava entrada contra los Atléticos de Oakland. El cubano Yoenis Céspedes fildeó mal la pelota, la cual rebotó contra su guante y rodó a territorio foul.

Todo parecía indicar que Howie Kendrick llegaría a home desde primera base, pero un espectacular tiro al plato de Céspedes desde la esquina del jardín izquierdo, aproximadamente de cerca de 300 pies, aterrizó perfectamente en el guante del receptor para sacar el out.

Fue sólo un tiro increíble desde esa distancia, desde ese ángulo, todo. Esa fue una jugada especial, dijo al culminar el partido, una eventual victoria 4-1 para los Angelinos, el dirigente Mike Scioscia.

Y como si fuera poco, apenas un día después, los pupilos de Scioscia parecieron no haber aprendido su lección, y Céspedes hizo otro disparo a tercera base para sacar fuera a Albert Pujols en su intento de estirar un doble a un triple.

En ambas ocasiones, Céspedes erró en la defensa, por lo cual muchos especularon que lo había hecho a propósito para desafiar a los corredores a intentar avanzar y así agarrarlos de out.

En conversación con ESPNDeportes.com, el jardinero de 28 años disipó toda duda al respecto.

No quisiera que la bola se me fuera, el primer día lo que pasó fue que la bola se me fue. Traté de llegarle a la bola rápido para llegar a tercera, nunca pensé en la posibilidad de tirar a home, explicó Céspedes.

Pero cuando fui a coger la bola lo que hice fue mirar al corredor y por eso se me perdió y se me cayó. ¡Y con la de Pujols fue culpa de la pared! Yo la quise coger, pero no pude. En ningún momento es a propósito.

El cubano tiene ocho asistencias en sus últimos 18 juegos, lidera a las Grandes Ligas con nueve esta temporada. Céspedes ahora cuenta con un total de 28 asistencias en su carrera, empatado con Gerardo Parra para la segunda mayor cantidad desde 2012 (Alex Gordon lidera con 39).

No obstante, al siempre reservado jardinero no le ha preocupado mucho la atención. Su único enfoque es mejorar cada día más con la mira de llevar a los Atléticos a los playoffs y seguir demostrando que el béisbol que aprendió en Cuba es de calibre para jugar en Grandes Ligas.

No solamente lo he demostrado yo, lo ha demostrado [José] Abreu y [Yasiel] Puig. Lo han demostrado varios cubanos ya. Después que salimos de Cuba y llegamos aquí siempre damos lo mejor y tenemos la oportunidad y la suerte de tener buenos rendimientos, señaló. Que se reconozca mi trabajo, especialmente a mí, me esfuerza para seguir trabajando cada día más, porque el problema no es llegar sino mantenerse.

Los Atléticos iniciarán una serie de tres partidos contra sus rivales divisionales Vigilantes de Texas este lunes después de haber ganado su segunda serie contra los Yankees de Nueva York. Los Vigilantes (34-35) ganaron los tres partidos juegos en el Coliseo de Oakland del 21 al 23 de abril, y los Atléticos cobraron venganza barriendo la serie en Arlington del 28 al 30 abril.

Con un récord de 12-11 en sus últimos 23 juegos, los Atléticos han logrado mantener una ventaja de cuatro juegos y medio sobre los Angelinos al tope del Oeste de la Americana, y de ocho juegos sobre Texas, que se ubica en cuarto lugar. Su récord de 42-27 es la segunda mejor marca en todo Grandes Ligas después de los Gigantes de San Francisco (43-27).

Antes de su victoria por marcador de 10-5 sobre los Yankees el domingo, los Atléticos se habían sufrido una fuerte baja ofensiva, anotando una carrera o menos en cuatro de los últimos nueve juegos, bateando sólo para .210 con un promedio de 3.67 carreras por juego.

No obstante, Céspedes confía que el equipo podrá recuperar ese impresionante poder ofensivo que los ha llevado a tener el mejor diferencial de carreras en el béisbol.

Algunos compañeros están pasando por un momento difícil, un slump, que es normal en el béisbol, dijo Céspedes. Son muchos juegos y siempre hay altas y bajas. Pero sé que vamos a coger el ritmo que traíamos y va a ser más fácil para llegar a la clasificación [a la postemporada].

Los Atléticos, que clasificaron a los playoffs las dos pasadas campañas antes de ser eliminados en ambas ocasiones por los Tigres de Detroit, han superado a sus oponentes por 132 carreras, lo cual equivale a más del doble que el equipo más cercano (San Francisco, +55), y más del triple que el rival más cercano de la Liga Americana, los Azulejos de Toronto (+39).

El último equipo en Grandes Ligas en tener un diferencial de más de 132 carreras antes del receso del Juego de Estrellas fueron Marineros de Seattle en la temporada 2001 (149).

Publicado en ESPNDeportes.com por Marly Rivera .

Related posts

Deja un comentario