Céspedes lucha contra su frustración

Yoenis Cespedes #52 of the Oakland Athletics bats against the San Francisco Giants during the spring training. (Christian Petersen/Getty Images)

Dos semanas restan para el comienzo de la temporada de las Grandes Ligas y los Atléticos de Oakland parece que iniciaran con una preocupación.

El jardinero Yoenis Céspedes no encuentra la forma de salir de su actual slump ofensivo promediando para solo .111. “Mi mente está bien”, dijo tras la derrota del domingo por 7-6 frente a los Rojos de Cincinnati, donde el cubano se fue de 2-0 con un boleto. “Voy a estar bien para la temporada.”

Céspedes será el cuarto madero de los Atléticos, que buscan ganar la División Oeste de la Liga Nacional por tercer año consecutivo, pero el fornido jugador solo ha remolcado siete carreras en 36 turnos al bate con par de dobles como extrabases.

El Manager Bob Melvin ha manifestado que en algunos casos, el granmense ha bateado fuerte pero sin resultados, aunque en muchas ocasiones no está haciendo bien el swing.

Melvin ha notado el infortunio de su jardinero izquierdo. “Tal vez, sí”, dijo Céspedes cuando se le preguntó si se siente frustrado. “Trato de hacer lo mejor, pero no puedo.”

Otro aspecto en su contra del cubano es la poca paciencia en el plato. El boleto del último partido ha sido el único en los trece juegos en los que ha participado esta primavera.

El toletero inició los entrenamientos enfocado en buscar más y mejor contacto con la pelota, sin olvidar el poder al bate que lo ha convertido en toda una sensación con los Atléticos de Oakland. Céspedes, ganador del derbi de jonrones de 2013, espera que esa sea la fórmula para superar los 26 bambinazos que logró la temporada pasada.

Todas las mañanas se le puede encontrar en las jaulas de bateo detrás de la pared del jardín derecho en el Phoenix Municipal Stadium junto al coach Chili Davis, pero los resultados no han sido los esperados.

“Cespedes busca la perfección todo el tiempo”, dijo Davis. “Le frustra no lograrla en todo momento. No es malo, pero hay que entender que esto es normal en este juego. Por eso promediar para .300, es genial.

Después de batear 23 jonrones como novato en el 2012, subió a 26 el pasado año, pero su average ofensivo descendió 52 puntos y sus ponches aumentaron de 102 a 137 con sólo 42 turnos más.

A veces él se enoja y quiere golpear la pelota a un kilómetro y medio.” Esto es algo que queremos evitar” dijo Melvin.

Related posts

1 Comment

  1. el cuerdo

    MUCHA PRESION y mucha calidad en el picheo, las grandes ligas no son jamon, todo el mundo quiere hacer un buen papel y hacen lo mejor que pueden. Tambien mucha tegnlogia aplicada al juego, ya saben que lanzamiento bateas menos y hacia donde suelen ir tus batazos, asi que te hacen una formacion que es mas probable de que batees cerca de los jugadores de cuadro.

    Reply

Deja un comentario