Céspedes no se sorprende por debut de Puig

Yoenis Cespedes #52 of the Oakland Athletics rounds the bases after hitting a solo home run against the Cleveland Indians. (Photo by Jason Miller/Getty Images)

Por Marly Rivera | ESPNDeportes.com

Nadie está menos sorprendido por el súbito éxito del jardinero cubano Yasiel Puig que su compatriota Yoenis Céspedes.

“Tuve la oportunidad de jugar contra Yasiel Puig dos años en la liga de Cuba y no me asombra lo que está haciendo porque es tremendo pelotero y condiciones tiene para más que eso. Espero que tenga la oportunidad de que cuando conozca un poco más la liga y se acostumbre un poquito mejor que las cosas le vayan bien”, dijo el jardinero de los Atléticos de Oakland Athletics.

Siendo cinco años mayor, actualmente con 27, Céspedes nunca jugó junto a Puig en la selección cubana pero sí se enfrentaron dos temporadas, 2008 y 2009, mientras el actual jardinero de los Atléticos jugaba con los Alazanes de Granma; Puig jugó dos años con el equipo de Cienfuegos en la Serie Nacional de Béisbol en Cuba.

El año pasado fue el turno de Céspedes de dominar las primeras planas de los periódicos californianos como el fenómeno cubano con una excepcional campaña como debutante, finalizando el 2012 con promedio de bateo de .292, el mejor para un novato en Oakland desde 1977. Sus 23 jonrones fueron la mayor cantidad para un novato desde los 33 de José Canseco en 1986.

En sus primeros 10 partidos de Grandes Ligas, Puig ha conectado 17 hits, cuatro de ellos jonrones, con 10 carreras remolcadas. Los Dodgers han registrado marca de .500 (5-5) durante su excepcional racha, pero nadie se enfoca en una foja cuando el jardinero de 22 años ha traído un necesitado entusiasmo a Chávez Ravine.

“Nosotros los peloteros cubanos jugábamos en Cuba por amor al béisbol, y por eso creo que las cosas nos salen bien y creo que [Yasiel Puig] tiene deseo de sobra para que las cosas le salgan bien”, señaló.

Céspedes dijo a ESPNDeportes.com que considera que gran parte del éxito de los peloteros cubanos es debido a la gran pasión que sienten por el deporte, independientemente de las condiciones y remuneración económica.

“Todo es por amor al béisbol, no lo hacemos por cosa que no sea por eso. Allá no ganamos dinero, por ejemplo, yo que estaba en la selección nacional ganaba $20 dólares al mes, con los terrenos malísimos, y todo el mundo sabe que Cuba en los eventos nacionales es uno de los favoritos, y es porque todo es por amor al béisbol”.

Ese “amor al béisbol” se pondrá a prueba en la próxima Serie del Caribe, a la cual Cuba regresará después de 53 años de ausencia. El pasado 11 de junio se anunció que la isla se reincorporaría a la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe y que participará en el torneo en 2014 a disputarse en Isla Margarita, Venezuela, noticia que impactó al estelar jardinero de los A’s.

“Antes Cuba participaba en la Serie del Caribe, lo quitaron, y después de eso hubo mucha gente que trató de incorporar a Cuba de nuevo, pero fue imposible, por eso me sorprendió que hayan accedido a participar de nuevo”.

Los equipos cubanos dominaron ampliamente la primera década de la Serie del Caribe (1949-1960), conquistando siete de 12 series disputadas, y coronándose campeones en cinco ocasiones consecutivas antes de finalizar su participación en 1960, por decisión del gobierno de Fidel Castro. Cuba no había vuelto a participar en ningún torneo de pelota profesional hasta el Clásico Mundial de Béisbol.

Céspedes estima que el torneo será una gran oportunidad para los jóvenes cubanos de demostrarse nuevamente en el escenario internacional y que, al contrario de lo que podría anticiparse, podría limitar la deserción entre los peloteros provenientes de la isla caribeña.

“La educación con la que nos criaron a nosotros es increíble y tienen que suceder muchas cosas muy malas y muy injustas para que los peloteros hagamos lo que yo hice, que desertemos. Lo que pasó conmigo y muchos de los peloteros que estamos aquí esa fue una de las razones. Cuando a uno se le da la oportunidad de viajar más, de jugar con otros equipos en eventos internacionales, los cubanos nos conformamos con poco y creo que esos viajes les van a servir a los muchachos y la mente no le va a cambiar para salir de Cuba”, agregó el jardinero, que disputa su segunda temporada en Oakland.

Los Atléticos barrieron a los Yankees en tres partidos en el Coliseo O.co, con el juego final siendo un maratónico encuentro de 18 innings, el segundo juego de 19 entradas o más en esta campaña para los californianos, y todo sin Céspedes. El cubano se perdió dos juegos consecutivos tras salir en la tercera entrada del primer encuentro con molestias en el tendón de la corva, pero aseguró que ya se sentía listo para regresar al campo tras recibir tratamiento de estimulación eléctrica para mitigar el dolor.

“Tuve que salir del [primer] juego porque sentí molestia en la corva. En el 2007, en un torneo que estuve jugando con la selección de Cuba, se me partió el hamstring y el año pasado se me partió de nuevo, y es el mismo [el izquierdo]. Ahora no fue así, sentí una molestia y por eso me sacaron del juego. No es nada grave, sólo es cuestión de dos o tres días y ya estaré de regreso. Aunque el trainer le dijo al manager que estoy día a día, yo me siento que puedo jugar ya”.

Céspedes se perdió varios partidos de la temporada 2012 por lastimadura al mismo tendón de la corva, pero su estadía en la lista de inhabilitados por casi todo el mes de mayo fue por un músculo lastimado en la mano izquierda, del cual afirmó está completamente recuperado.

Related posts

Deja un comentario