Chapman listo para brillar en el 2011

Los Rojos de Cincinnati llegan al 2011 con las expectativas por las nubes, luego de coronarse campeones de la División Central de la Liga Nacional la temporada pasada por primera vez en 15 años. Uno de los aspectos más fuertes del equipo es el pitcheo, y los Rojos dependerán mucho de los brazos del dominicano Johnny Cueto, su compatriota Edinson Vólquez y el cubano Aroldis Chapman. Alguien que ha aportado en ciertos momentos en el desarrollo de los tres, y que aún los sigue de cerca, se trata del quisqueyano Mario Melvin Soto, exlanzador de los Rojos que aún pertenece a la organización como instructor ocasional y asesor.

Muchos ojos estarán sobre el cubano Chapman, quien desde el principio estará con el equipo grande de los Rojos, empezando en unos pocos días en Goodyear, Arizona, sede de los entrenamientos de Cincinnati. Con más de un año en Estados Unidos y ya con experiencia en Grandes Ligas, todo el mundo quiere saber cómo llegará el zurdo en el 2011. “Lo que necesita es irse puliendo en lo que es el béisbol de Estados Unidos y el beisbol de las Grandes Ligas”, dijo Soto. “Es un gran trabajador, un gran atleta con una corpulencia física extraordinaria y un brazo súper potente. Creo que con cada día él va a ir mejorando”. Con casi un superávit de pitcheo abridor, los Rojos seguramente empezarán la temporada con Chapman en el bullpen, donde registró efectividad de 2.03 en 13.1 entradas el año pasado, con 19 ponches. Sin embargo, lo más probable es que el joven de 22 años llegue a formar parte de la rotación de Cincinnati en algún momento de su carrera. “El tiene la ventaja de que puede hacer los dos trabajos”, dijo Soto. “Eso depende del equipo, donde el equipo lo necesite más”.

Ya todos saben de lo que es capaz Chapman con su recta, que llega de manera regular a las 100 millas por hora o más en el radar. Pero está por verse si podrá ampliar su repertorio más allá de la bola rápida y el slider. Soto ya ha ayudado a Cueto y Vólquez a desarrollar buenos cambios de velocidad. ¿Cómo ve el ex serpentinero a Chapman en ese sentido? “Trabaja en su cambio de velocidad, que está en un 70, 80 por ciento”, afirmó Soto. “El lo que necesita es tiempo”. ¿Y su adaptación al beisbol y a la misma cultura de Estados Unidos? “Eso va a necesitar tiempo”, manifestó. “Es un cambio drástico. Apenas tiene un año, año y medio en Estados Unidos. Ahora va aprendiendo el idioma, que lo necesita, que es la parte diría yo más importante ahora mismo”.

Related posts

Deja un comentario