Chapman se adapta a su nueva vida

CINCINNATI.- El cubano Aroldis Chapman está aprendiendo las cosas importantes en las ligas menores, cómo controlar sus lanzamientos y cómo ordenar una comida en inglés.

Mientras mejora, se acerca más a las mayores.

La recta del zurdo ha alcanzado las 103 millas por hora con el equipo de Louisville en Triple-A, el lugar que los Rojos de Cincinnati creyeron que sería el mejor para que comenzara a acostumbrarse al béisbol estadounidense tras desertar de Cuba.

El pitcher de 22 años tenía mucho que aprender después de firmar un contrato por seis años y 30,25 millones de dólares en enero.

Chapman tuvo su mejor salida el jueves por la noche al permitir sólo tres hits en cinco innings con siete ponches en un triunfo 6-0 sobre Gwinnett.

“Está madurando y mejorando su control (de los lanzamientos), y aprendiendo los detalles del juego que tenía que aprender”, comentó el gerente general Walt Jocketty. “También se está acostumbrando más a vivir en Estados Unidos. Esa era una parte importante”.

Los Rojos no estaban seguros del lugar adecuado para Chapman cuando lo contrataron. Dejaron la puerta abierta para que estuviera en la rotación abridora después de los campos de entrenamiento, aunque sabía que era una posibilidad remota. Espasmos en la espalda lo sacaron de acción en marzo y cerraron esa alternativa.

En cambio, está conociendo un nuevo país, un nuevo idioma y, en muchas maneras, un nuevo deporte con la sucursal de los Rojos, ubicada a menos de dos horas en automóvil de la sede del equipo.

En ocasiones ha dominado a los bateadores rivales. Otras veces, demuestra que le falta trabajo para subir a Grandes Ligas.

“Creo que todo ha sido excelente”, comentó Chapman con la ayuda del preparador físico Tomás Vera como traductor. “El ajuste ha sido fácil. Tengo una buena relación con mis compañeros. Tengo una buena relación con la organización, con la gente que me rodea. Todo ha sido excelente, todo ha sido bueno para mi”.

Una de sus tareas es durar más en los partidos.

Su recta nunca es un problema y de vez en cuando alcanza las 100 millas por hora. Está tratando de mejorar su slider y el cambio. También necesita despachar a los bateadores más rápido.

La alta cantidad de lanzamientos ha provocado que su promedio sea de cinco innings por partido. En nueve salidas, sólo una vez duró seis episodios.

Chapman tiene marca de 5-2, con 3.55 de efectividad. Ha lanzado 45 y 2/3 de innings, con 55 ponches y 25 boletos.

Su peor salida fue el 14 de mayo en Rochester, donde permitió nueve hits y seis carreras en cinco actos. En sus dos salidas desde entonces, no ha permitido carreras en 10 y 2/3 de entradas, con 14 abanicados ya penas seis hits.

Los Reds consideran a Chapman como una inversión a largo plazo, así que están dispuestos a ser pacientes esta temporada.

¿Cuán cerca está Chapman de ascender a las mayores si los Rojos lo necesitan?

Related posts

Deja un comentario