La Chapmanía se ha apoderado de Cincinnati

Tan pronto el lanzallamas cubano sale a calentar al bullpen, el público empieza a rugir de goce y a corear su nombre: ¡Chapman, Chapman!

Una vez sobre la lomita, la atención de todos va desde el estruendo de la pelota al chocar en la mascota del cátcher hasta el reloj que marca la velocidad del envío. 100, 102, 103…¡105! Y el público delira hasta el paroxismo.

Entretanto, como pan caliente se venden las camisetas de Aroldis Chapman, quien se ha convertido en uno de los ídolos de la franquicia escarlata, que tiene casi segura su presencia en la postemporada.

Como relevista, al cubano le ha ido muy bien, pero muchos se preguntan si es esa la función ideal para él o si deben usarlo como abridor, lo que siempre hizo en la pelota amateur de la isla.

Cuando llegó al béisbol profesional en las Ligas Menores, comenzó iniciando partidos, pero no dio todo lo que de él se esperaba, sobre todo, porque presentó problemas con el control de sus envíos.

Luego fue removido al bullpen y recuperó su toque para ganarse el ascenso a las Mayores.

En mi opinión, sería sabio que los Rojos lo mantuvieran en el papel de apagafuegos, como preparador en el octavo inning del camino al cerrador Francisco Cordero, para eventualmente, convertirse él mismo en el hombre que saque los últimos outs del juego y asegure los triunfos de su novena.

Con 22 años y un brazo privilegiado que le permite combinar rectas de más de 100 millas con sliders de 88, 89, los Rojos tendrían garantizado a su cerrador por muchos, muchos años, pues con un trabajo de menos de 100 entradas por campaña, la durabilidad del zurdo sería casi eterna.

O al menos, las probabilidades de que así sea son mayores que si se tiene que someter al rigor de 200 episodios anuales.

El béisbol es un deporte que depende mucho de la preparación mental de cada jugador. Quizás hasta más que la física.

Veo mejor adaptado mentalmente a Chapman saliendo a retirar un inning cada dos días que yendo a la loma cada cinco juegos a tratar de avanzar lo más profundo posible en la pizarra.

Porque sería preparar la cabeza para darlo todo en un inning, sin los vaivenes y altibajos lógicos que conllevaría transitar todo un partido.

Estamos en presencia de un superdotado, capaz, por ejemplo, de tirar 25 envíos seguidos por encima de las 100 millas por hora, incluido uno de 105, como hizo el viernes pasado ante los Padres de San Diego.

Pero ese ritmo es imposible de mantener si le tocara trabajar varios episodios desde el inicio de un partido.

Y para un serpentinero que depende sobre todo de su velocidad y cuyo control aún no es el más exacto, el tener que apelar a otras armas que todavía no domina a la perfección lo haría vulnerable al ataque rival. Habría que ver cómo responde su mente en esa situación. Quién quita que nos sorprenda con una entereza a prueba de balas.

Pero, ¿qué tal que estemos ante una nueva versión de Joba Chamberlain?

Insistieron en convertir en abridor al potencial sustituto de Mariano Rivera y ahora, ni como iniciador, ni como apagafuegos. Joba es uno más, con altas y bajas. Más bajas que altas, según como sople el viento.

Además, está el aspecto económico. Lamentable –o afortunadamente– esto es un negocio y como tal lo ve la mayoría de los dueños de equipos, para quienes el aspecto deportivo es secundario, si no va acompañado de buenas finanzas.

Con la Chapmanía en su punto, atrae más público al estadio la posibilidad de ver al supersónico zurdo casi a diario como relevista, que una vez cada cinco juegos.

Los Rojos tienen en sus manos a alguien que puede redituarle abundantes ganancias. El asunto es ver si saben usarlo de la mejor manera.

Fuente: Jorge Morejón. ESPN Deportes Blog

Related posts

2 Comments

  1. Julio cesar Alvarez

    Hola amigo , como estas , me interso muchisimo tu reporte acerca del supersonico picher cubano, todo lo que dices es muy cierto , espero que sepan utilizarlo muy bien.Cuba tiene una fuente de grandes estrellas las cuales no han podido desarrollrse en el ambito profesional como todos conocemos , pero hay peloteros cubanos de todas las posiciones ,incluso que ya estan retirados , si estubieran aqui en grandes ligas historia harian , solo te mencionare uno ” Omar linares” tercera base , no tuvo rivales en el amateu , no hay copsa del mundo en las que no haya dejado marcas insuperables por mas de 17 anos , no alcanzadas todavia , que crimen de hombre el no poder haber venido a este pais, que crees?.

    Reply
  2. jose luis ibarra

    HOLA A TODOS LOS LECTORES DE ESTE TEMA, PARA MI ES UN ORGULLO VER COMO UNO DE MIS COMPATRIOTAS LLEGA A LA GARN CARPA Y LO HACE DE MODO FANTASTICO,,LLENO DE ENTEREZA,,COMO EL,HAY MUCHOS QUE NO HAN TENIDO LA OPORTUNIDAD, UNOS POR INCERTIDUMBRE, OTROS POR NO TENER LA POSIBILIDAD DE LLEGAR A ESTE GRAN PAIS,,PERO, POCO A POCO PIENSOQ UE VAYAN LLEGANDO Y TENGAN LA MENTALIDAD QUE SI SE PUEDE LLEGAR Y TRIUNFAR, ALGO EFIMERO PARA MUCHOS, MI PAIS, CUBA, ESTA LLENO DE TALENTOS DEL DEPORTE,,BEISBOL,BOXEO, Y OTRAS MAS, ESPERO VER CADA DIA MAS A MIS HERMANOS LLEGAR,,Y ES UN GRAN ORGULLO, NO SOLO COMO CUBANO SINO TAMBIEN COMO LATINO,JL.

    Reply

Deja un comentario