Header Banner

Ciego de Avila busca revancha en play offs

El equipo de Ciego de Avila aguarda hoy por el inicio de la postemporada del Campeonato Cubano de béisbol con la intención de tomar revancha ante Villa Clara, culpable de todos sus descalabros anteriores.

Avileños y villaclareños se medirán mañana en el partido estelar de la Zona Oriental, en uno de los pareos más atractivos de la primera ronda de los play off, prevista al mejor de siete desafíos.

Roger Machado, el manager avileño, conoce en carne propia lo que es ceder ante sus rivales de turno, y aunque aseguró días atrás que “este debe ser el año nuestro”, sus palabras no sonaron tan rotundas, porque casi seguro pensó en ese momento en sus principales lanzadores.

Machado sabe que sin Vladimir García en perfecto estado será difícil seguir adelante o pensar en el título y confía en que el veloz derecho recupere su mejor forma ante Villa Clara, frente al cual cayó muchas veces en postemporada.

Para el timonel resultó una buena noticia el levantón del zurdo Maikel Folch en los finales, pero los problemas en el brazo de su mejor lanzador le quitan el sueño a pesar de una poderosa ofensiva, la mejor del torneo en su etapa regular.

La eclosión como bateador de Rusney Castillo, quien bateó 18 jonrones e impulsó 79 carreras en la campaña, inspira a los parciales avileños, ávidos de un triunfo ante sus rivales de turno, verdugos hasta ahora.

Castillo tuvo un average de .324, con 22 dobles, 29 bases robadas y 75 anotadas para encabezar a los artilleros de los llamados Tigres, quienes batearon para .317.

El patrullero central Yoelvis Fiss -17 jonrones, 68 impulsadas y .345 de average- forma un dúo letal junto a Castillo, y del aporte de ambos dependerá hasta donde llegue su equipo en la postemporada.

Pero solamente con bateo no se gana en postemporada y menos ante un rival curtido campaña tras campaña, sobre todo en los meses de marzo y abril, en los cuales alcanzó muchas finales, aunque desde hace 15 años no consigue un título.

El pitcheo puede inclinar la balanza a un lado u otro y para que Ciego de Avila la tenga de su lado necesita de García, quien ganó ocho de 15 aperturas en la serie, con seis descalabros, aunque los contrarios le batearon para .305 y lanzó para un altísimo 5.56 carreras limpias por cada nueve entradas.

García, quien rozó las 100 millas de velocidad hace poco más de un año, pasa como uno más entre los pitchers cubanos, al extremo de que los bateadores le perdieron el respeto.

Por suerte para Machado, los novatos Yadir Rabí (7-2) y Víctor Baró (6-0) sumaron 13 triunfos y solo dos fracasos para apuntalar un cuerpo de lanzadores en el cual sobresalieron además Pedro Echemendía (5-2), Dachel Duquesne (6-4) y Yander Guevara (7-5).

Si todos ellos hacen su trabajo como en el calendario regular, el aporte de Vladimir García puede no ser tan importante y Ciego de Avila tendrá todas las de ganar ante un Villa Clara que alardea de su cuerpo de lanzadores, el único por debajo de las cuatro limpias por partido en el torneo regular.

El equipo de Machado tendrá que medirse al más efectivo de los tiradores de la lid, el mundialista Freddy Asiel Alvarez, puntero en carreras limpias con 1.91 en 110 entradas de labor, al ponchador Misael Siverio y al también internacional Robelio Carrillo, tres abridores que sumaron 22 éxitos en la lid.

Para unos, la historia de Villa Clara pesará una vez más, pero los parciales y los jugadores de Ciego de Avila saben que alguna vez deben llegar los triunfos y apuestan porque será esta vez.

Fuente: Prensa Latina

Related posts

Deja un comentario