Header Banner

Con el corazón partío

Un final feliz pudo tener para Cuba el Premundial de Béisbol efectuado en Puerto Rico, pero una vez más resucitaron las deficiencias en algunos de los renglones de juego, dando al traste con el añorado triunfo.

Intentar demeritar el segundo lugar en ese certamen sería injusto, pues el mismo gozó de muy buen nivel, más ello no justifica el tropezón, uno de los tantos que ha sufrido la pelota cubana en los últimos años.

Ya es hora de interiorizar que los tiempos en que barríamos en la arena internacional llegaron a su fin, por lo que urge tomar conciencia sobre la necesidad de buscar una solución para que la pelota cubana supere ese trance.

Algo debe quedar claro, nuestro deporte nacional continúa conservando el talento y la calidad, aunque esa última ha mermado un poco. Clara respuesta son los títulos que antes copaban nuestras vitrinas, y a los que no podemos renunciar por historia y tradición.

Si pensáramos que haber logrado la medalla de oro en el Premundial era una muestra de que la pelota cubana había exorcizado sus demonios, estaríamos equivocados. Una vez más y para no perder la costumbre, los jugadores y directivos incurrieron en fallos supuestamente erradicados.

Ya es hora de comprender que un equipo no se conforma sólo con bateadores de poder, es decir en el grupo debe existir el balance y funcionalidad, factores que supuestamente tenía la selección y que debían contribuir al éxito, pero la realidad fulminó la idea con resultados fehacientes.

Para nada pretendemos hacer leña del árbol caído, la medalla de plata en el Premundial organizado en Puerto Rico habla a las claras de la calidad de nuestro béisbol, pero también demuestra que seguimos con deudas que merecen ser desterradas por respeto y obligación hacia un deporte que forma parte de nuestra cultura e identidad.

Related posts

6 Comments

  1. Alejandro

    Coincido con la opinión de Daniel. Sólo espero que se saquen las concluisones pertienentes y que aquellos que deben tomar las decisiones que nospermitan mejorar nuesro desempeño, lo hagan. No hay que esperar una debacle permanente para hacerlo. y de que seremos capaces de recuperar el terreno perdido, de eso no le debe quedar duda a nadie. ¿Vieron el Volley? De cero emepzamos y ya ven: segundo lugar mundial. Con la pelota será igual. A Kendry déjenlo tranquilo jugando su liga. Nosotrso podrmos ganar sin él. Hay cientos de buenos peloteros en Cuba que sabrán levantar la frente. Sólo hay que darles una oportunidad.

    Reply
  2. Un aldeano mas

    Es sencillo siempre no creimos los invencibles, pues el beisbol como el mundo cambio. A Kendry no lo pueden recoger pues en su liga que no lo explotan no le van a dar permiso y es logico pues a ese tesoro hay que cuidarlo. Nosotros lo perdimos como a otros mas y el ejercito que queda por irse, por tenerlos en Cuba con mortadella , picadillo de soja y ganando 400 pesos mensuales.Es normal que la gente no quiera jugar pelota pues vendiendo dolares en una esquina gana mucho mas, y como dijo el mayor venceremos la guerra con la verguenza de los cubanos , pero esa la perdieron como estamos perdiendo por alimentar a la gente con discuros e ideologia que no la creen ni los hijos de los vetustos jefes. Ahora mismo se largo hablabdo toterias el hijo del fallecido Almeida.Asi que patria o muerte venceremos y sin peloteros nos quedaremos je je.

    Reply
  3. Lizardo

    Lo que pasa en el equipo es que, casi todos son 4tos bate en sus equipos, eso no es lo que hace falta, sino que cada cual sepa hacer su funcion en el bateo que le corresponde, todos quieren venir a dar un batazo a la hora de tocar la pelota, si lo dieran pero no lo dan, hay que llevar un equipo completo…

    Reply

Deja un comentario