Header Banner

Contreras cumple a carta cabal su rol

Hasta ahora, José Contreras ha dado la cara cada vez que los Filis lo han necesitado.

El cubano es el cerrador de Filadelfia y lo será por un buen tiempo. Luce cómodo en ese rol.

Después de su juego salvado el jueves ante los Padres, lleva cinco rescates en igual número de oportunidades. Ha permitido cuatro hits, ha otorgado cuatro bases por bolas y ha ponchado a siete bateadores en un total de ocho innings en blanco.

“Se le ve en la cara”, dijo el cátcher de los Filis, el panameño Carlos Ruiz. “Está listo para sacar los outs, ¿sabes?

Contreras ha fungido como cerrador mientras Brad Lidge sigue en la lista de incapacitados con una lesión en el manguito rotador. Lidge no tira desde el 24 de marzo en un juego de la Liga de la Toronja, pero dijo que podría empezar a soltar el brazo la próxima semana.

“Va como se pensaba que iría”, dijo Lidge acerca de su recuperación. “No ha habido contratiempos. Estoy tratando de ser inteligente con eso porque si hay un contratiempo podría ser un gran contratiempo. Hay que ser inteligente, pero al mismo tiempo se siente bien y quiero volver lo antes posible. Pero también entiendo que volver sólo porque se sienta bien (el hombro) no es buena idea.”

El ex taponero de los Filis, Tom Gordon, trató de lanzar mientras sufría una rotura en el manguito rotador. No le fue fácil mantenerse en salud, pero Lidge está optimista.

“Es bastante similar”, dijo Lidge acerca de su lesión y la de Gordon. “Básicamente dijeron que se convierte en una cicatriz. Los tejidos musculares se fortalecen y se apoderan de todo. Claro, es posible que ese músculo no vuelva de la misma manera, pero los otros podrían hacer que no se sienta para nada.”

Nadie sabe qué pasará cuando vuelva Lidge. ¿Se mantendrá en salud? ¿Lanzará tan bien como en la segunda mitad de la temporada pasada? ¿Tendrá que ganarse de nuevo el puesto de cerrador?

Esas respuestas llegarán con el tiempo, pero por el momento Contreras ha hecho tremendo trabajo.

En su penúltimo juego salvado el miércoles vs. Milwaukee, ponchó a Ryan Braun con una recta en 3-2.

Ruiz dijo que habían planeado atacarlo adentro. “Si le damos un bolazo, le damos un bolazo”, dijo el receptor.

Pero Ruiz cambió de idea mientras terminaba de conversar con Contreras en el montículo. Sabía que si Contreras no le daba al blanco, Braun podía conectar un jonrón de dos carreras para darles la ventaja a los Cerveceros. Entonces empezaron con sliders. El primero produjo un swing en blanco de parte de Braun. Otro fue bola mala, pero Contreras terminó el turno con rectas hasta que lo ponchó.

“No es fácil, pero él puede hacerlo”, dijo Ruiz sobre Contreras. “Tiene un gran material.”

Related posts

Deja un comentario