Cuba: Existió pasaporte dominicano

Alfredo Despaigne con los Piratas de Campeche. (foto: elclarinete.com.mx)

Cuba reconoció el jueves que el pelotero Alfredo Despaigne tuvo en su poder un pasaporte dominicano para jugar con los Piratas de Campeche, equipo al que responsabilizó de haber cometido un error.

“Podemos decir que sí que existió el pasaporte y se lo dieron a Despaigne para que transitara ahí dentro de la Liga mexicana”, afirmó Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, en declaraciones para la televisión cubana.

Sin embargó, Vélez aclaró que la Federación Cubana “desconocía” que Grandes Ligas exigió este año a la Liga Mexicana que “para que Despaigne jugara allí tenía que tener la nacionalidad de otro país”.

El pasado 15 de mayo, la Liga Mexicana de Béisbol suspendió a Despaigne, quien firmó un contrato con los Piratas de Campeche este año, después de que las autoridades de la República Dominicana confirmaron que el beisbolista cubano había usado tres pasaportes dominicanos, todos adulterados.

Get the Flash Player to see this content.

“En su desesperación por no perder a Despaigne, (los mexicanos) trataron de buscar una alternativa para que Despaigne por lo menos este año jugara con ellos”, comentó Vélez al comparecer en un programa televisivo dedicado al deporte.

Vélez agregó que las autoridades mexicanas están actuando “para rectificar este error o subsanarlo, pero es un problema interno de ellos”.

El federativo recordó que en días pasados las autoridades mexicanas “declararon y demostraron que ni la Federación Cubana de Béisbol ni el Instituto Cubano del Deporte tenían nada que ver con dicho pasaporte, esto se analizó, y se decidió que Despaigne regrese a Cuba”.

En tanto, señaló que Despaigne “en este momento está en su casa en Bayamo (ciudad a unos 500 kilómetros al este de la capital), tranquilo”.

Despaigne regresó a Cuba el pasado lunes. A su llegada explicó no tener “nada que ver en el caso de los pasaportes” y afirmó que pasaría un tiempo con su familia “a la espera de que las autoridades de los Piratas y la Liga Mexicana aclaren la situación”.

El toletero de 27 años se integró en 2013 a los Piratas en un contrato que fue renovado este año como parte de una nueva política del gobierno cubano que permite a sus deportistas ser contratados en el extranjero.

La Liga Mexicana está afiliada a las Ligas Menores de Estados Unidos, lo que obliga a los peloteros cubanos usar un pasaporte alterno al de su país de origen debido al embargo que Estados Unidos mantiene sobre la isla.

El número de la libreta usada para Despaigne pertenecía a un ciudadano dominicano que reside en Estados Unidos, de acuerdo con la titular de la Dirección General de Pasaportes de República Dominicana, Iris Guaba, quien aseguró que Despaigne no viajó a República Dominicana.

En 20 partidos con los Piratas esta temporada, Despaigne bateó para .346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas.

El estelar toletero integró el equipo cubano a los dos últimos Clásicos Mundiales (2009 y 2013) y obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing, en 2008.

De acuerdo con Vélez, “esa puerta que se ha abierto, los jugadores la van a mantener abierta con su esfuerzo y demostrar al mundo la calidad del béisbol cubano”.

Related posts

4 Comments

  1. km

    Por favor si esta notica es verdad pudieras decir de que fuente fue extraida, porque en ningun medio cubano se encuentra la noticia, y el inder no ha hecho declaraciones de este tipo

    Reply
  2. Anonimo

    Si no me equivoco, lo escuche ayer en la mesa redonda sobre el incremento salarial de los deportistas.. antes de finalizar

    Reply
  3. ades

    Escrito por Lemay Padrón Oliveros, especial para Cubasi

    Parece que Alfredo Despaigne es el único ser humano del mundo al que el Gobierno de los Estados Unidos no le permite ganarse la vida honradamente fuera de su país.

    Política y deporte no deberían mezclarse nunca, pero desgraciadamente sucede con mucha frecuencia que la primera mancha al segundo, envolviéndolo en su manto de hipocresía, falsedades, manipulaciones y dobles raseros.

    El caso del pelotero cubano Alfredo Despaigne es un ejemplo más. Llevamos años escuchando que los jugadores de esta Isla debieran tener el derecho a medirse con los mejores del mundo, donde mejor se juega en el mundo, que es en las Grandes Ligas estadounidenses (MLB), y algunos creyeron que eso no sucedía por culpa de las autoridades cubanas.

    Derribado ese mito, ahora llega otro peor, y es la manifestación más burda y absurda de la extraterritorialidad del bloqueo (nada de embargo) económico y financiero contra la mayor de las Antillas, aplicada hasta sus últimas consecuencias, inclusive en algo tan noble como el deporte.

    El pasado año Despaigne firmó una gran temporada con los Piratas de Campeche, de la Liga Mexicana de Béisbol, y se aprestaba a tener otra similar pese a recibir propuestas de clubes más importantes -con ingresos superiores-, pero alguien se molestó.

    Parece que el cubano es el único ser humano del mundo al que el Gobierno de los Estados Unidos no le permite ganarse la vida honradamente fuera de su país, como hacen todos los demás habitantes de este planeta.

    A alguien le dolió que el granmense regresara a casa con unos pocos miles de dólares, muy pocos comparados con los que muchos clubes estarían dispuestos a pagar por sus servicios, y lo han vetado.

    La Liga Mexicana, como sus pares en todo el Caribe, tiene lazos demasiado fuertes con la LMB, y digo lazos eufemísticamente, porque en realidad parecen cadenas. Este año, algún sesudo dijo que para que Despaigne volviera a jugar en México debía tener ciudadanía de otro país que no fuera Cuba, y, en su desespero por no perder a un toletero de su valía, los Piratas le crearon un pasaporte dominicano falso.

    Pero no es tan fácil “jugarle cabeza” a una organización que se manifiesta como el imperio donde radica, y que además destina recursos cuantiosos para perseguir cualquier transacción monetaria cuyo destino sea Cuba; en pocas semanas se descubrieron las ilegalidades.

    Lo peor es que este caso es solamente el botón de muestra, es como el conejillo de Indias utilizado por la MLB para decir ¡No más!, y esa frase desgraciadamente no se aplicará solamente a México, por lo que nuestros peloteros tendrán que contratarse en Europa o Asia. Una vez más el deporte cubano es víctima del bloqueo, que cada día tiene las garras más largas.

    Reply

Deja un comentario