Cuba vence a EE.UU y está cerca de la pollona

Cuarto juego del tope de béisbol entre los equipos de Cuba y Estados Unidos, disputado en el estadio Capitán San Luís de la ciudad de Pinar del Río, el 26 de julio de 2014.AIN Foto/Abel Padrón Padilla.

El equipo de universitarios de Estados Unidos llegó a Cuba para el tradicional Tope beisbolero con el aval de campeón de la semana de Haarlem, en Holanda, pero se encuentra próximo a ser barrido en cinco partidos, lo que se definirá mañana.

Este sábado los visitantes cayeron por partida doble aquí, primero con pizarra de 2-1 carreras y a segunda hora 7-3.

Algo así, como que andan cansados y ha descendido el rigor que se esperaba de ellos.

Tan solo hoy acumularon siete errores, cuatro en el primer desafío y tres en el segundo.

Al llegar aquí sumaban 29 pifias en 23 partidos, con 18 victorias, trío de derrotas y dos empates.

Por el desempeño de sus lanzadores se esperaban choques de mayor rigor, pero no ha sido así.

El mánager Dave Van Horn no da crédito a lo que ven sus ojos, pues considera que hay más calidad entre sus jugadores que la exhibida.

“Esos muchachos saben jugar pelota. Lo único que veíamos débil era la ofensiva, por la transición en que se encuentran del bate de aluminio al de madera, pero sin dudas hay que ajustar varios aspectos. Para esos son estos encuentros”, concluyó.

Ya lo había dicho Paul Seiler, director ejecutivo de la Federación norteña: “Cuba es el medidor. Por eso queremos enfrentarlos siempre”.

Lo cierto es que hoy no lucieron nada bien, especialmente en el segundo cotejo, lo que hizo decaer el interés de muchos de los asistentes al estadio Capitán San Luis, de aquí.

Al parecer también los scouts de equipos japoneses y coreanos que han estado atentos a casi todo tuvieron igual percepción a tal punto que no concurrieron al pleito de cierre.

Pero de vuelta a los encuentros, el inicial de la fecha fue victoria para el Yusmel Velázquez, relevado por Pedro Durán y Yunieski García que cerró Yasiel Sierra, en tanto en el segundo el zurdo Yoanni Yera hizo gala de dominio sobre los bateadores y Carlos Juan Viera se vistió nuevamente de “matador”.

Yera trabajó siete episodios en que ponchó siete y admitió igual cantidad de hits, ponchó a seis y dio dos bases por bolas. Toleró dos carreras limpias, incluida la del segundo cuadrangular del torneo, ese salido del bate de Nicholas Banks.

El primero lo dio el receptor Chris Okey. Los cubanos no han pegado ninguno.

Para el pleito dominical está previsto abra por los cubanos el derecho Norge Luis Ruiz, quien dijo sentirse mejor de su “peladura” en uno de los dedos de su mano de lanzar.

Cuba fue visitante en los dos cotejos de la jornada en que se recuperó el de Matanzas, pospuesto por lluvia.

Los resultados de los encuentros son de 4-3 anotaciones, 5-0, 2-1 y 7-3.

Publicado en cubadebate.cu por Abel Padrón Padilla y Antonio Díaz Susavila.

Related posts

Deja un comentario