Dayan Viciedo de regreso a la antesala

La presencia de Adam Dunn y Paul Konerko son buenas noticias para los Medias Blancas de Chicago. Para Dayán Viciedo quizás no son las mejores.

El joven cubano estaba aspirando a la posición de inicialista titular dentro del club, que decidió mantener por tres años más a Konerko y firmar a Dunn.

¿Cómo queda Viciedo?

El villareño debe moverse de vuelta a la tercera base, la posición en la que se desarrolló en la isla y en donde en algún momento llegó a ser catalogado como el heredero de Omar Linares.

Pero Viciedo no tendrá la tarea fácil si desea ser uno de los titulares de los Medias Blancas.

Informes desde Chicago señalan que la organización pudiera decantarse por Brent Morel, cuyo defensiva es mucho mejor valorada que la del pelotero antillano.

En ese sentido, un reportaje del Examiner.com, de Chicago, especuló con la posibilidad de que Viciedo pudiera ser enviado de vuelta a las Menores o ser pieza de cambio para reforzar el bullpen.

Una fuente desde Chicago, sin embargo, le dijo a El Nuevo Herald, que el muchacho cubano está bien visto dentro de la organización, especialmente por su habilidad ofensiva.

“Creo que ellos pelearán por el puesto de la tercera almohadilla en el spring training”, aseguró una fuente desde Chicago. “Y aunque su defensiva es inferior a la de Morel, su bate es muy superior”.

Viciedo cometió cuatro errores en apenas 23 desafíos en la antesala en el 2010.

“Le falta un poco de movilidad, porque es pesado, pero su ofensiva al final se impondrá. Además es un muchacho muy trabajador. Todos los días estaba desde las 2 de la tarde (antes de la hora de llegada de los peloteros) trabajando con el coach Joey Cora”, añadió la fuente.

Viciedo llegará al día inaugural con apenas 22 años, es decir, que todavía tiene espacio para seguir desarrollándose y convertirse, primero en un jugador de todos los días, y luego en figura en las Grandes Ligas.

En todo caso, el toletero derecho, que en la pasada campaña probó que podía manejar el pitcheo de Triple A –disparó 20 jonrones en 86 partidos–, tendrá la oportunidad en esta primavera de convencer al cuerpo técnico de los patiblancos de que no tiene nada que buscar en las Ligas Menores y que ya está listo para ser titular en la gran carpa. Y todo dependerá de él.

Fuente: El Nuevo Herlad

Related posts

Deja un comentario