Dayán Viciedo debe odiar la Sabermetría

Dayan Viciedo #24 of the Chicago White Sox poses for a portrait on photo day . (Rob Tringali/Getty Images)

En la actualidad el villaclareño Dayán Viciedo no está jugando en Grandes Ligas, él había recibido una invitación al campo de entrenamiento de los Azulejos de Toronto en la pasada primavera, pero al final el equipo no lo incluyó en su plantilla al hacer el corte definitivo con vistas al inicio de la presente temporada.

¿Fue tan pobre su actuación en la pasada campaña como para que no se encuentre hoy jugando en el máximo nivel? Es mi objetivo con este trabajo dar respuesta a esa interrogante. Para ello me apoyé en su ficha personal en el sitio web Fangraphs.

Una breve ojeada a resultados en parámetros importantes que evalúan el rendimiento del jugador nos alerta que hay notables deficiencias.

Si estuviéramos evaluando a Viciedo 20 años atrás, quizás lo anterior pudiera parecer algo desatinado, pues en sus últimas 3 campañas logró conectar 25, 14 y 21 jonrones respectivamente, cifras que no le servirían para optar por el liderato de la liga, pero que no son nada despreciables. Entonces, ¿Cómo es posible que un joven de 26 años con 21 estacazos de vuelta completa en su última campaña sea desestimado por todos al año siguiente? Aquí mi primera conclusión: El alto mando Patiblanco recurrió a la Sabermetría y ésta “dictaminó” su marginación.

El juego de pelota lo gana el equipo que más carreras anota y para ello los equipos necesitan que sus jugadores sean lo suficientemente capaces de embasarse constantemente.

El OBP (Porcentaje de embasarse) es sin dudas un indicador más preciso que el average de bateo para medir el valor ofensivo de un pelotero al tener en cuenta los hits y las bases por bolas, teniendo incluso la “virtud” de una vez alcanzadas las 500 comparecencias al cajón de bateo predecir futuros OBP del jugador.

En la temporada 2012 Viciedo tuvo un OBP de .300 con 543 comparecencias al plato, recibiendo solamente 28 boletos, para una baja tasa de BB de 5.2%, se estima el 8.5% como average de la liga en este índice. Al año siguiente con 473 viajes al plato registró un OBP de .304, captando 24 BB para una tasa de 5.1%. El año pasado en 563 comparecencias al cajón de bateo tuvo el más bajo OBP de su carrera al registrar un pálido .281. Sin dudas estos resultados tienen que haber preocupado mucho a la Gerencia del equipo y quizás haya sido el detonante para aplicar aquello de que “a la tercera va la vencida”. Ni tan siquiera en las últimas tres temporadas logró registros cercanos a .320, que es lo que se estima como average de la liga en este indicador.

Pero el natural de Remedios no solo venía demostrando incapacidad para embasarse, la calidad del contacto de las bolas bateadas no reflejan números halagüeños. Viciedo en las temporadas del 2012 al 2014 conectó con solidez las Rawlings (hard contact) el 28.8% de las veces, 29.6% y 33.2% respectivamente, por su parte registró contactos suaves (soft contact) el 17.7%, 15.8% y 18.8%.

Para colocar lo anterior en contexto consulté la calidad de los contactos del mejor bateador de este planeta que habitamos, el único que durante las últimas tres temporadas de Grandes Ligas registró una línea ofensiva de al menos .310 de average, .370 de OBP, .520 de slugging y .895 de OPS, con Triple Corona de Bateo incluida.

He aquí lo que reflejan los porcientos de Miguel Cabrera con relación a la calidad de sus conexiones: contactos duros 45.4%, 45.0% y 40.8%, contactos débiles 9.1%, 10.5% y 8.7%.
Obviamente la mención de los porcientos del venezolano no tiene como objetivo hacer una comparación entre ambos como bateadores, fueron señalados para que se tenga una referencia de algunas causas que pueden influir en los malos, aceptables o espectaculares resultados ofensivos durante una campaña.

En la temporada pasada 49 jugadores lograron conectar al menos 21 jonrones, ya sabemos que Viciedo fue uno de ellos, ahora bien, de ese grupo él fue el 8vo que menos extrabases conectó con 46, lo anterior sin dudas estuvo influenciado por la composición en cuanto al tipo de conexión que dio: el 17.3% de éstas fueron líneas, el 36.9% flies y el 45.8% roletazos. ¿Qué puede deducirse de lo anterior? Pues que también su capacidad de conectar extrabases se vio limitada al batear muchos roletazos, ya que precisamente con esta conexión es con la que menos posibilidades se tienen de alcanzar bases extras, siendo además los rollings el tipo de batazo que menos carreras produce por outs.

Menciono nuevamente a Cabrera para referencia. En la pasada temporada, su “peor” de las tres últimas, el 24.8% de sus conexiones fueron líneas, el 35.2% flies y el 40.0% de sus batazos fueron por el suelo. Nótese la gran diferencia en los porcientos de los batazos de línea, que es el tipo de conexión que produce más carreras por outs y el que más posibilidades tiene de convertirse en hits.

Repasemos ahora otros indicadores ofensivos.


         OPS   wRAA    wOBA    wRC+
2012    .744    2.7    .321     98
2013    .730    1.7    .318     96
2014    .686   -4.9    .301     88

OPS = On Plus Slugging = OBP+Slugging

Para este indicador que tiene en cuenta el porcentaje de embasarse y el poder del pelotero se estima que con un OPS de .800 se está por encima del average de la liga, a partir de .900 clasifica como gran OPS y la excelencia se alcanza a partir de .1000. Intrascendentes las cifras de Viciedo.

wRAA = Weighted Runs Above Average. Mide el número de carreras que un jugador aporta a su equipo comparadas con el average de la liga, es el valor ofensivo del pelotero medido en carreras.

Según la tabla, Viciedo valió para su equipo 2.7 y 1.7 carreras por encima del average en los años 2012 y 2013. Para esta estadística el average de la liga es 0 considerándose por encima de éste a partir de 10, un gran wRAA es de 20 y con 40 carreras se obtiene la calificación de excelente. Lo registrado el año pasado en este indicador no amerita comentario adicional.

wOBA = Weighted On-Base Average. Mide el valor ofensivo total del bateador de una forma más precisa y detallada que el average de bateo, el OBP y el slugging. Combina los diferentes eventos ofensivos, sopesando cada uno de ellos en proporción a su valor en carreras.

Un wOBA de .320 es el average de la liga, con .310 se considera por debajo de ésta y .300 indica un registro pobre. Para clasificar por encima de la liga se estima debe alcanzarse un wOBA alrededor de .340.

wRC+ = Weighted Runs Created Plus. Porciento de carreras creadas por encima o por debajo del average de la liga.

Para este indicador se considera que 100 es el average del circuito, por lo que interpretando los resultados de Viciedo, siempre por debajo de la centena, podemos afirmar que entre los años 2012 a 2014 creó 2%, 4% y 12% menos carreras que el average de la liga.

Existe un viejo axioma del beisbol que plantea: “El que batea, juega”, sin embargo, en el caso que nos ocupa, Viciedo jugó pero “no bateó” ni generó con asiduidad suficientes oportunidades para la creación de carreras, que es a la postre, como sabemos, lo que más necesita un equipo para ganar juegos.

Vistas sus limitaciones ofensivas, ¿qué hay respecto a su defensa?

Aunque Viciedo defendió en algunas ocasiones la esquina caliente y la inicial en su equipo, solo me referiré a los numeritos acumulados en los jardines. El 93% de los innings jugados por él a la defensa fueron en los jardines derecho e izquierdo, fundamentalmente en este último.

¿Qué resultados muestran las más avanzadas estadísticas defensivas?

DRS. Defensive Runs Save. Mide al jugador en carreras por encima o debajo del average, indicando cuántas carreras el jugador salva o permite (perjudicando a su equipo) con su defensa comparado con el jugador promedio en su posición, puede resumirse que captura el valor defensivo total del jugador. Entre los aspectos que evalúa están los tiros de los jardineros a las bases y si impiden o permiten que los corredores alcanzan bases extras, la habilidad de los jardineros para “robar” jonrones, el rango del fildeador y su habilidad para convertir las bolas bateadas en outs,etc, con relación a esto, en las últimas tres temporadas Viciedo fue de mal en peor.

DRS=0 es el average de la liga, se considera un registro por encima de ésta a partir de +5. En la temporada del 2012 la ficha de Viciedo indica que salvó 2 carreras para su equipo con su defensa,
perjudicándolo en las campañas 2013 y 2014 con -5 y -17. Los registros negativos nos indican que su accionar defensivo le costó a su equipo esas carreras. Una última observación: Un resultado de -15 ya clasifica como horrible.

La otra estadística avanzada de lujo que evalúa la defensa del jugador es UZR (Ultimate Zone Rating), que aunque difiere para su cálculo en algunos elementos respecto a DRS, puede compararse con ésta en cuanto a metodología y resultados finales, por lo que aquí también se cuantifican las carreras que el jugador salva o permite respecto al average de la liga de acuerdo a sus habilidades o carencias defensivas.

Al igual que en DRS, UZR=0 es el average de la liga. Nuestro protagonista en sus últimas tres campañas siempre registró números rojos: -3.3, -6.0 y -10.8.

Vistas las insuficiencias en importantes parámetros ofensivos y defensivos, queda por ver lo que nos indican los numeritos de Viciedo vinculados al corrido de las bases, para ello consulté su UBR (Ultimate Base Running), donde cada evento individual del corrido de bases recibe un valor específico en carreras, se tienen en cuenta eventos tales como: si alcanza o no una base extra después de conectar un hit, si es puesto out tratando de alcanzar otra base, si trata de avanzar una base con un batazo out de fly o con un roletazo por el infield, etc,.

Un resultado de UBR=0 es el average de la liga. En el período analizado el valor en carreras de Viciedo de acuerdo a los eventos que se evalúan en el corrido de las bases también son negativos: -6.3, -4.5 y -1.3.

¿Cuánto valió Dayán Viciedo para los Medias Blancas de Chicago en los cinco años que militó en el equipo?

Con tantas cifras negativas es imposible esperar un resultado final satisfactorio, ni tan siquiera aceptable, por parte de la estadística que aglutina la contribución total de un jugador a su equipo en términos de victorias por encima de un jugador reemplazo: El WAR (Wins Above Replacement), que toma los resultados de indicadores ya mencionados en este trabajo como el wRAA (ofensiva), UZR (defensa) y UBR (corrido de bases), realizando un reajuste de acuerdo a la posición que se juega a la defensa y comparando al jugador en base a un jugador de reemplazo, que teóricamente viene siendo un jugador con un salario mínimo o de Triple A.

Todo este procesamiento de datos dará como resultado el aporte en carreras del jugador a su equipo, éstas son entonces convertidas en victorias al dividirse entre 10, pues la comunidad sabermétrica ha acordado que esa cantidad de carreras equivale a una victoria del equipo. El WAR nos dirá final las victorias aportadas a su equipo por encima de un jugador de reemplazo.
Veamos la evaluación final de Viciedo en cada una de sus cinco temporadas:


        WAR
2010    0.2
2011    0.0
2012    0.0
2013   -0.3
2014   -0.9

Para ayudar a interpretar esos resultados Fangraphs establece rangos que ayudan a determinar el tipo de jugador según su WAR en una temporada, entre 0-1 indica que estamos en presencia de un jugador de reserva, un resultado entre 1-2 y 2-3 aún es insuficiente para ser considerado buen jugador, consiguiéndose lo anterior en el rango 3-4, se establece que con un WAR entre 4-5 estamos en presencia de un jugador estrella, las superestrellas clasifican en el rango 5-6 y con 6 o más se acumulan requisitos suficientes para ser tomado en cuenta como candidato al premio de Jugador Más Valioso (MVP).

Viciedo en las temporadas del 2010 al 2012 tuvo un valor de jugador reemplazo para su equipo. Como puede observarse, en los cincos años nunca valió al menos una victoria para su equipo y ni hablar de lo que refleja su WAR en las dos últimas campañas, fue un jugador de Grandes Ligas con evaluaciones que lo clasifican como pelotero del banco o de liga menor.

Demasiadas evidencias en su contra coadyuvaron a su actual estatus. Sus 21 estacazos en la pasada temporada y su juventud no fueron suficientes para complacer a la Gerencia de los Medias Blancas, ellos querían más y Viciedo no pudo complacerlos con casi 500 juegos jugados y casi 1,800 viajes al plato. ¿Acaso el mejor beisbol del mundo le queda grande a Dayán Viciedo?

Manuel Vega García
25 de Mayo de 2015

Related posts

9 Comments

  1. Jordan

    Saludos cordiales: con anàlisis como estos es que los aficionados “aprendemos” de verdad sobre el mejor deporte del mundo…. Y despuès dicen que las estadìsticas son frìas.Afectos.

    Reply
  2. Antonio

    Excelente analisis. La constancia de un jugador es mejor que nada, yo prefiero un jugador que pegue a la pelota constantemente sobre todo cuando hay bateadores en bases.

    Reply
  3. Yoa

    No hay que ser sabermétrico para llegar a esa conclusión, solo con ser seguidor del equipo tienes, yo soy fan de los CWS y veo casi todos sus partidos y desde hace dos años estaba viendo que Viciedo no aportaba absolutamente nada al equipo, lo mismo con Adam Dunn y ahora con LaRoche pésimas contrataciones, creo que el problema radica más en la gerencia deportiva del equipo invirtiendo tan mal el dinero.

    Reply
  4. Francisco Juan Dieguez

    Tremendo análisis, creo que merecen unas extraordinarias felicitaciones, por varias razones 1,- demuestran que las estadísticas normales no son las definitorias en estos momentos, 2,- nos han hecho una explicación digna de una magistral clase universitaria, 3,- tremendo análisis para demostrar el por qué Viciedo no está. De nuevo felicidades y gracias mil veces. Ahora tengo una duda y pregunto : Veo los WAR de Viciedo en estos 5 años bajos, como bien dicen y plantean los rangos de WAR asi, te copio “entre 0-1 jugador de reserva, entre 1-2 y 2-3 insuficiente para ser considerado buen jugador, consiguiéndose lo anterior en el rango 3-4, un WAR entre 4-5 un jugador estrella, las superestrellas clasifican en el rango 5-6 y con 6 o más se acumulan requisitos suficientes para ser tomado en cuenta como candidato al premio de Jugador Más Valioso (MVP). ” Se entiende, sin embargo los lideres actuaes en la MLB 2.5 Lorenzo Cain y 4.2 Bruce Harper, están algo lejos de esos indicadores, sería mucho preguntarles si tienen alguna explicación para ello…………..De nuevo muchísimas gracias, por la magistral clase de sibermetría.

    Reply
    1. Israel Cruz Orosa

      El problema es que el WAR es una estadística acumulativa y no porcentual, como lo puede ser el AVE, OBP, SLG y demás. Por eso los líderes de la actual campaña te clasifican como jugadores promedio. La clasificación que se ha comentado aplica para una temporada completa.

      Reply
  5. Giuliano Del Valle

    Lamentable para Viciedo, alguien que cuando debutó en Cuba en SN, fue comparado con Omar Linares. Cuando juvenil era también un excelente pitcher. No desarrolló como debía. Los peloteros no maduran todos de forma progresiva ni todos a la misma edad. Parece que Viciedo, impresionante de juvenil, se fue rezagando. Yo pensé que a estas alturas, después de un debut ligamayorista bastante bueno, iba a ser una de las estrellas de las MLB. Muy bueno el artículo, excelente análisis, mis felicitaciones.

    Reply
  6. sigfredo barros

    Excelente Manuel, felicidades. Quisiera hacerte una petición, que te comuniques conmigo por mi e-mail: sigfredo.barros@gmail.com. Me interesaría hacer un trabajo con los 10 mejores bateadores cubanos. Un abrazo
    Sigfredo

    Reply

Deja un comentario