Dayán Viciedo, en tercera o en primera?

Mickey Mantle, Willie Mays y Hank Aaron tuvieron en común que comenzaron sus carreras jugando en el campo corto; sin embargo, una vez que debutaron en grandes ligas, ya situados en los bosques de sus respectivos equipos, no regresaron a la posición anterior.

Hoy los directores tampoco son como los de antes, ni en personalidad, ni en respetabilidad, ni a la hora de mandar el juego; lo propio sucede con los asistentes que, frecuentemente, usted ve a un novato que le gusta la curva y le va tratando de halarla y, a los diez años, todavía le tira como el primer día.

A fin de cuentas, las grandes ligas se convirtieron en una instruccional en la que el objetivo ganar se comparte con el propósito enseñar…las menores parece que sobran; porque ya no cumplen su función de limar y pulir un diamante en bruto que, muchas veces, sigue siendo diamante cuando sube; pero mantiene la categoría de bruto en nivel superior al de gema deportiva durante casi toda su carrera…tiene que ser un bendecido de Dios, como Al Pujol, para que se vean progresos desde el primer día y eso porque sus condiciones y facilidad de adaptación se le pueden acreditar al concepto esfuerzo y aprendizaje por “cuenta propia” y al dechado de facultades pocas veces vistas que es.

A Pujol lo pasaron de la tercera a la primera base y se ha convertido en un gran inicialista; pero cualquiera veía que en la esquina caliente no estaba cómodo ni era eficiente. Y Pujol jugo ligas menores alrededor de la tercera almohadilla. Fue en las mayores que tomaron la decisión correcta y a la carrera.

Con Dayan Viciedo ocurre lo contrario: llega de Cuba como antesalista y a milla y media se ve que no podrá jugar la posición por dificultades de movilidad gracias, sobre todo, a su tendencia a engordar.

Este año lo inicio en triple A jugando tercera y después de 15 días lo pasaron a primera base, en la que demostraba progresos evidentes y criticas elogiosas.

Pero lo reclama el Chicago y de pronto el muchacho se ve jugando la posición que los chequeos arrojaban que tenia que abandonar urgentemente…

Yo creo que Viciedo va a jugar regular; no sé con cuanta brillantez, pero tiene el tiempo suficiente para autocorrejirse y cobrar experiencia de sus errores materiales y de las marfiladas mentales; si no hace eso, las grandes ligas no están en su futuro como casa segura por largo tiempo.

Si creo que tiene condiciones para la gran carpa es por su bateo; pero tiene que poner de su parte en aplicación; hablar con veteranos de confianza cubanos, venezolanos o de donde sean; explotar todo lo que tenga a mano, porque si el entrenador de cuadro del club todavía no sabe cual es su base y lo arriesgan al deslucimiento defensivo con todo lo que puede pesar en la frustración de un novato semejante decisión; a pesar de Konerko, me parece que tampoco esta lo suficientemente capacitado como para hacerlo un antesalista, no de competencia; sino ni mediocre.

Related posts

Deja un comentario