Header Banner

Día de tregua para Granma y Ciego de Ávila en final de béisbol

Equipo Granma durante el segundo encuentro de la Final de la 56 Serie Nacinal de Béisbol
La gran final del campeonato cubano de béisbol cumplirá hoy una jornada de descanso para trasladarse hacia Bayamo, donde Granma, con ventaja 2-0 en la serie, ejercerá de anfitrión ante Ciego de Ávila, vigente monarca nacional.

Aunque el mundo tendrá sus ojos puestos en la toma de posesión de Donald Trump como el presidente número 45 de Estados Unidos, en Cuba nadie dejará de hablar de pelota.

Ni el más fanático de los aficionados de los Alazanes de Granma pudo vaticinar un comienzo así para su equipo, que juega una finalísima por primera vez en la historia de la pelota cubana.

Los Alazanes ganaron los partidos uno y dos con marcadores 4-3 y 3-2, y el valor agregado de haberlos dominado en calidad de visitantes, algo fuera de todo pronóstico.

Los derechos Miguel Lahera y Noelvis Entenza, de fantásticas actuaciones, se llevaron el crédito de las dos trascendentales victorias.

En el caso de Lahera, siempre en rol de relevo, es notable también que se anotó punto por juego salvado en el segundo desafío.

Ofensivamente sobresalieron Carlos Benítez y Alfredo Despaigne. El primero con cuatro impulsadas de las siete carreras de su novena, y el segundo por su jonrón en el décimo inning para sentenciar el primer duelo del match por la corona.

Mañana ambos elencos saldrán a la grama del estadio Mártires de Barbados para dirimir el tercer partido de la gran final.

Ciego de Ávila dependerá del derecho Dachel Duquesne, mientras Granma enviará al ruedo al también diestro Lázaro Blanco, líder del staff de los Alazanes y mejor lanzador del campeonato, avalado por sus 16 triunfos -incluidos dos en la semifinal contra Matanzas.

Ciego de Ávila, campeón en 2012, 2015 y 2016, está obligado a ganar cuatro de los restantes cinco partidos de la serie para poder revalidar su corona, en tanto, los Alazanes están a dos triunfos de hacer realidad una quimera: subir por primera vez al trono de Cuba.

El equipo que conquiste el trono nacional asistirá a la Serie del Caribe en Culiacán, México, del 1 al 7 de febrero próximo.

Por otra parte, el sueño de los avileños de ganar tres campeonatos consecutivos está ahora mismo más lejos que cerca.

En 55 series nacionales previas solo pudieron levantar el trofeo de campeón en tres temporadas consecutivas las escuadras de Industriales (1963, 1964, 1965, 1966), Villa Clara (1993, 1994, 1995) y Santiago de Cuba (1999, 2000, 2001), tres de los cuatro grandes del béisbol cubano. Solo los industrialistas archivan cuatro coronas al hilo.

Post source : Prensa Latina

Related posts

Deja un comentario