Dos finales extraños consecutivos

Kolten Wong #16 of the St. Louis Cardinals reacts to being tagged out in the ninth inning in Game Four of the 2013 World Series. (Dilip Vishwanat/Getty Images)

Menos de 24 horas después de tener el primer juego de Serie Mundial que termina con una obstrucción, tuvimos el primero que concluye con un corredor atrapado en primera base en un viraje del lanzador. ¿Qué podemos esperar en los próximos?

“Ambos equipos están realmente tratando duro de ganar cada juego, no hay mucho espacio para dar oportunidades”, dijo Jonny Gomes, cuyo jonrón de tres carreras fue el batazo más importante en la victoria de Boston 4-2 sobre San Luis, el domingo, para empatar a dos victorias por bando el clásico de otoño.

“Es una pelea de dos pesos pesados en la que tienes que ganar la mayor cantidad de rounds posibles”, dijo Gomes.

Un día después ser enviados a la lona por una obstrucción del antesalista Wil Middlebrooks en la novena entrada, los Medias Rojas conectaron un gancho al hígado que dejó sin respiración momentáneamente a su rival.

Con el juego por dos carreras en la novena entrada, el cerrador japonés Koji Uehara permitió sencillo al emergente Allen Craig después de un out. El novato hawaiano Kolten Wong entró a correr por Craig, quien juega con el pie izquierdo lastimado.

Uehara dominó al intermedista Matt Carpenter y se preparaba para enfrentar al jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán, quien tiene 16 jonrones y 39 carreras impulsadas en postemporada, uno de los bateadores más productivos de todos los tiempos en eliminatorias.

Uehara lanzó una bola y luego un strike cantado a Beltrán, elevando el nivel de dramatismo en el atestado Busch Stadium. Cuando se preparaba para realizar su tercer lanzamiento, Uehara se viró a primera base y sorpresivamente Wong se había retirado lo suficiente para ser tocado por el inicialista Mike Napoli y terminar el encuentro.

El estadio enmudeció. Los jugadores de los Medias Rojas se felicitaron y Wong se fue a llorar a su casillero, “Todo lo que quiero decir es lo siento #CardinalNation. Salgo todos los días a jugar este juego tan duro como puedo y dejo todo en el terreno”, dijo Wong en su cuenta de Twitter @KoltenWong.

“Quiero decirles a todos, gracias por el apoyo”, agregó Wong, uno de los mejores prospectos de los Cardenales. “Bueno, él lo sabía, tuvimos reuniones desde el principio para recordar a los muchachos acerca del movimiento muy bueno a la primera base[de Uehara]. Se le recordó una vez que llegó a la base, y también se le dijo que su carrera no significaba mucho, que tuviera cuidado de alejarse mucho. Se despegó un poco más, entonces se resbaló y el resbalón le costó”, dijo Mike Matheny, el manager de San Luis.

“En esa situación, estábamos preocupados por la formación contra Beltrán sin darle ventaja para tocar con Matt Holliday en el circulo de espera”, dijo John Farrell, el manager de Boston.

En realidad, el resbalón de Wong cercenó la oportunidad a San Luis de al menos permitir que Beltrán hiciera un buen swing. Con la Serie Mundial empatada 2-2, los Medias Rojas aseguraron regresar al Fenway Park al menos para un sexto juego.

“Es la Serie Mundial y todo el mundo está tratando de ganar”, dijo Beltrán. “Siento lástima por el chico, pero así es el béisbol”, agregó. “No hay forma de que los aficionados olviden esta Serie Mundial por años”, dijo el antesalista David Freese.

El quinto choque se jugará el lunes en el Busch Stadium con Jon Lester y Adam Wainwright tomando el montículo.

“¿Qué más puede pasar? No creo que queden más cosas raras antes que esto se termine, pero sí creo que se va a jugar pelota más dura de la súper dura que hemos tenido hasta ahora”, dijo David Ortiz.

“No era para menos. Nosotros tenemos un gran equipo y ellos tienen un gran equipo”, agregó.

Publicado en ESPNDeportes.com por Enrique Rojas.

Related posts

Deja un comentario