El sueño de Maya pronto se hará realidad

No cabe en la ropa, o mejor dicho, el uniforme. Esta fue la mejor manera que encontró Bart Hernández para describir el estado de ánimo de Yuniesky Maya, quien fue llamado en la mañana del domingo por los Nacionales de Washington.

Maya se reunió con el equipo en Pittsburgh y tiene programado debutar el martes, cuando los capitalinos enfrenten a los Mets de Nueva York, luego de pasar unas cuantas semanas en el sistema de granja.

“Me siento muy feliz, porque mi sueño se hace realidad”, expresó Maya, quien firmó un pacto de $8 millones y cuatro temporadas con Washington. “Sé que queda un largo camino por delante, pero tengo confianza en mí y en lo que soy capaz de hacer”.

Hernández, quien representa al pinareño y a casi una veintena de peloteros cubanos, siempre había comentado sobre la posibilidad de que Maya ascendiera rápidamente en las Menores y fuera llamado en algún momento de septiembre.

Pero nada es más dulce que cuando un deseo se cumple.

“Es que Maya no es un prospecto como el resto, sino un jugador probado en las buenas y las malas, con experiencia internacional”, expresó Hernández. “El sólo debía ajustar algunas cositas y llegar a 90 envíos. En las Menores le demostró a los Nacionales que vale hasta el último centavo de su contrato, y lo mejor está venir”.

Todo se precipitó cuando los Nacionales decidieron colocar al ex Marlin Scott Olsen en el bullpen. Desde que saliera de la lista de inhabilitados el 29 de julio, el zurdo no ha podido imponerse y presenta marca de 1-6 con efectividad de 8.72.

“Queremos ver a otros en el puesto de abridor”, expresó el piloto de los Nacionales, Jim Riggleman, sin hacer alusión directa el cubano, que en su última actuación en Triple A lanzó 5.2 sólidas entradas.

En sus dos actuaciones con el Syracuse, Maya sólo aceptó una carrera limpia.

En la Serie Nacional del 2008-2009, Maya terminó con un récord de 13-4. Fue segundo en ponches, con 119, detrás de Aroldis Chapman, quien sumó 130.

Por estos días el holguinero juega con los Rojos de Cincinnati, que pagaron $30 millones por sus servicios. Junto a Chapman y Yonder Alonso -también con los Rojos- Maya integra el trío de cubanos que debutan este septiembre.

Convertido en uno de los mejores pitchers del país, Maya nunca tuvo noción exacta de su talento hasta que lanzó en los Clásicos Mundiales de Béisbol en el 2006 y el 2009, donde enfrentó a verdaderos profesionales.

A mediados del año pasado, Maya fue capturado por las autoridades cubanas cuando intentaba fugarse del país, hasta que en una segunda aventura logró evadirse y llegar a República Dominicana en septiembre.

“Maya es un pelotero con una misión: quiere demostrarle al mundo que sí pertenece a las Grandes Ligas”, expresó el agente Hernández, de su representado de 29 años. “En él, los Nacionales tendrán un abridor seguro y valiente, que no los defraudará, como no defraudará tampoco a todos los que le admiran aquí y en Cuba”.

Related posts

Deja un comentario