Header Banner

Elefantes y Pativerdes porfían semifinal

Con el enfrentamiento igualado a una victoria, Pinar del Río recibe hoy aquí a los Elefantes de Cienfuegos para continuar la porfía por la final occidental del béisbol cubano en una serie pactada a siete desafíos.

Ambas novenas dependieron de sólo tres abridores en los partidos de postemporada.

Con esa dinámica Iday Abreu, director de la escuadra visitante, debe escoger entre los zurdos Norberto González y Yunier Leyva, a quien encargará este sábado la tercera apertura.

El primero, principal carta de su staff y líder en promedio de ganados en la fase clasificatoria, apenas sacó cuatro outs en su salida del miércoles y querrá sacarse la espina, mientras el joven Leyva tiró seis ceros 11 días atrás en su única presentación frente al Habana en cuartos de final.

Desde la cueva de los anfitriones el estratega Alfonso Urquiola seleccionará entre dos derechos: el jefe del cuerpo de lanzadores, Yosvani Torres, sólo pudo retirar a cuatro rivales este jueves y la otra opción podría ser el ex juvenil Julio Alfredo Martínez, que acumula 5.1 entradas, sumadas una apertura y dos relevos.

A cada equipo le falló el pitcheo en uno de los dos juegos iniciales, que registraron una producción total de 32 carreras y 42 hits, incluidos siete jonrones.

Esa misma tónica pudiera caracterizar los enfrentamientos de sábado, domingo y lunes en la capital de la provincia más occidental de la Isla, entre la novena de casa con siete títulos nacionales en sus vitrinas y la visitante que vive la fiesta de su primera presencia en la antesala de la discusión de la corona.

Las cifras colectivas indican que en siete partidos los Elefantes batean para average de .292, fildean .976 y sus pitchers permiten cuatro carreras limpias por juego, mientras los Pativerdes en ocho exhiben indicadores de .288, .977 y 6.68, respectivamente.

Por Cienfuegos cargan el peso de la producción ofensiva el receptor-designado Osvaldo Arias (.429, con tres jonrones y nueve impulsadas), el inicialista José Dariel Abreu (.414-3-4), el jardinero Lázaro Rodríguez (.457-1-4) y Adir Ferrán, -comparte la doble función de Arias- (.286-1-7).

Los más temibles pinareños en el uso del madero resultan hasta el momento el enmascarado Lorenzo Quintana (.419 de average, tres bambinazos y siete remolques), el antesalista Donald Duarte (.387-3-7) y el patrullero William Saavedra (.258-3-6).

La paridad de ambas escuadras sobre el diamante lo demuestra también la división de honores en los seis encuentros bilaterales del calendario regular, con 24 anotaciones para cada una.

Related posts

Deja un comentario