Escobar se sintió aislado en Atlanta

NUEVA YORK — Yunel Escobar afirmó haberse sentido aislado durante sus últimos días con los Bravos de Atlanta, según afirmó en un aparte con ESPNdeportes.com.

Escobar dijo que el único equipo que conocía después de su salida de Cuba le había dado la espalda. El apoyo moral no existía. Por el momento, el canje a los Azulejos de Toronto ha revivido el juego de uno de los mejores campocortos de las Grandes Ligas.

“Aquí (en Toronto) la gente me ha apoyado mucho. El mismo manager se sentó a hablar conmigo y (facilitó) que tuviera confianza con él. Y el mismo gerente”, precisó Escobar después de una sesión en la jaula de bateo en el Yankee Stadium, lo anterior durante la reciente serie de los Azulejos en la Gran Manzana.

“Todo el mundo me ha apoyado. Porque en Atlanta lo tuve y verdaderamente me sentí muy contento con ese apoyo. Pero al final creo que no me sentía apoyado por nadie. Me sentía como que estaba en un barco donde mi equipo me decía que yo no estaba navegando para donde ellos estaban navegando. Me hizo sentir mal que me dijeran como que el equipo iba para los playoffs. Como si yo no quisiera jugar playoffs. Yo soy uno de los peloteros que daría todo por jugar en los playoffs”.

En la primera mitad de esta temporada con los Bravos, Escobar bateó para un promedio de .238 sin disparar un jonrón. Remolcó 19 carreras en 76 partidos; antes, en sus primeras dos temporadas y media con Atlanta, había bateado para promedios de .326, .288 y .299 con un total de 29 cuadrangulares y 164 carreras impulsadas.

Pero el cambio definitivamente le ha devuelto el orgullo de jugar y los números durante sus primeros 16 juegos lo han demostrado.

El cubano lleva tres jonrones y nueve carreras remolcadas con un promedio de .292, .001 puntos por debajo de su promedio en los cuatros años que lleva en las Grandes Ligas. Tuvo por lo menos un imparable en los primeros nueve partidos con el conjunto de la división del este de la Liga Americana.

Escobar dijo que su gestión ofensiva en torno al colectivo hoy es satisfactoria.

Explicó que en ocasiones logró estampar buenas estadísticas ofensivas y que la sensación de aportar no era la misma — a pesar de que su equipo ganaba.

“Me siento en otro ambiente, otra vida”, Escobar afirmó acerca del tiempo que lleva jugando con el equipo canadiense.

Por su parte, el veterano Vernon Wells y el segunda base Aaron Hill destacaron la integración de Escobar.

“Yo creo que él está cómodo aquí. Yo creo que es bueno para que un muchacho comience de nuevo y haga nuevas relaciones (con los jugadores)”, dijo Wells a ESPNdeportes.com. “Él ha llegado aquí y ha jugado muy bien. Yo creo que lo más grande ha sido defensivamente. Parece que él está haciendo todas las jugadas, haciendo las jugadas de rutina. Él puede convertir las jugadas espectaculares, pero está haciendo las jugadas que son rutinas, algo muy importante para esa posición”.

Agregó Hill: “Él está jugando el juego como se debe. José (Bautista) y los muchachos lo han ayudado con cosas que él no entiende. Es un placer verlo jugar y he aprendido mucho sobre él. Defensivamente, ha hecho jugadas que son increíbles. Es un jugador completo”.

No obstante, Escobar aclaró varias cosas negativas, especialmente rumores en el sentido de que encaró problemas con el equipo y el manager Bobby Cox. Tales especulaciones fueron reseñadas en la prensa tras el canje, especialmente en los medios que cubren a los Bravos. Uno de sus compañeros antes del cambio, bajo condiciones de anonimato, incluso le dijo al New York Daily News: “Bobby odia a Escobar”. Agregó el entrevistado que “Escobar no tiene tantos amigos en el camerino”.

Escobar no vaciló al exponer su postura.

“En sí, ellos me levantaron, como se dice en español, una calumnia. Lo que yo oí, lo que he visto en lo que es el periódico, en la prensa, de que mucha gente tiene el mal concepto de que si soy, tú sabes, revoltoso en el clubhouse, que si tengo un carácter diferente. Como que no estaba jugando unidamente. Y verdaderamente tú sabes que no sé a qué se refieren en cuanto a esas cosas que están diciendo”, afirmó Escobar.

“Las personas que me conocen, y verdaderamente yo le he dado la oportunidad de conocerme, creo que no son las personas que están hablando. Porque verdaderamente las personas que están hablando no me conocen. Ni soy revoltoso. Soy un muchacho serio. No me gusta la injusticia. Me gusta la cosa que cuando uno tiene la razón, que verdaderamente se la den. Y uno nunca, aunque tenga la razón y otra persona la tiene, yo siempre he respetado a las personas mayores. Y la persona que siempre me ha dado un consejo, yo siempre he tratado de cogerlo. Verdaderamente, tú sabes, yo quise adaptarme al sistema, pero al parecer tú sabes, como que duré tres años para adaptarme y no me adapte”.

Descartó que existieran diferencias filosóficas con Cox, quien en varias veces tuvo que sacar a Escobar porque el manager no estaba satisfecho con la energía que se necesitaba para correr en el terreno después de un turno de bate o cómo el cubano ejecutaba jugadas en el terreno.

“Yo nunca tuve un problema con Bobby Cox. Eso era mucho ‘blah, blah, blah’ de prensa. Se creó en el 2009, el año pasado, cuando fuimos ‘interleague’ (juegos de interliga), que jugamos con los Orioles de Baltimore, se creó como una discordia”, dijo Escobar. “La prensa creó eso porque verdaderamente nunca tuve ni un sí, ni un no con él. Me reuní dos y tres veces en una oficina con él y le dije, ‘¿Pasa algo?’ Nunca. Al contrario, quiso apoyarme. Nunca he tenido un problema con Bobby Cox. Todo lo creó la prensa y la prensa fue la que creó todo el sistema. Eso es lo que oye la gente”, dijo Escobar.

“Nunca, nunca”, agregó Escobar sobre los supuestos conflictos con Chipper Jones. “Éramos dos peloteros diferentes. Chipper Jones se sentaba en un lado en un extremo y yo en otro. Yo no soy uno de hablar mucho inglés y él no habla bastante español. Nunca hubo un intercambio de palabras. Ni por ejemplo, ni yo hacía nada para que él se sintiera mal. Nada de eso. Yo nunca tuve ningún problema con esa gente. Si ellos tuvieran un problema conmigo, yo no lo sé, pero yo nunca tuve un problema con ellos”.

Por Adry Torres
Especial para ESPNdeportes.com

Related posts

Deja un comentario