Header Banner

Fredi González, vive fiesta cubana del All-Star

Manager Fredi Gonzalez #33 of the Atlanta Braves. (Stephen Dunn/Getty Images)

Fredi González ha estado del otro lado del terreno enfrentándose a Yasiel Puig y vio cómo la sensación cubana no decepcionó en los cuatro juegos, que hasta ahora ha podido disputar contra la novena del manager de los Bravos de Atlanta. El dirigente también ha visto como Aroldis Chapman ha eliminado cualquier esperanza que tuvieran sus Bravos de arrebatarle el salvamento al cerrador.

En un juego que determinaría la ventaja de casa en la próxima Serie Mundial — una en la cual González y los Bravos pudieran llegar si las estrellas se mantienen alineadas de aquí hasta octubre — el piloto de los líderes de la División Este ansiosamente espera su segundo viaje al Juego de Estrellas de las Grandes Ligas como coach para reunirse personalmente con los cinco cubanos que serán parte de los planteles de las ligas Americana y Nacional el próximo 15 de julio en Minnesota.

Para el manager, que nació en Holguín, Cuba y fue criado en Miami, esta alianza del Juego de Estrellas será la celebración de una maravillosa fiesta cubana en Target Field.

All-Star por tercer año consecutivo, estará por primera vez Puig, la sensación de los Dodgers de Los Ángeles, que fue dejado fuera del partido del clásico de media temporada celebrado en Citi Field la temporada pasada porque para muchos no tenía suficiente juegos acumulados en las Grandes Ligas para ser seleccionado.

También por primera vez estarán el primera base José Abreu, que firmó en octubre del 2013 con los Medias Blancas de Chicago y su compañero Alexei Ramírez. Yoenis Céspedes, que a pesar de no tener los numeritos requeridos para ser un Todo Estrella la temporada pasada fue al Home Run Derby y acabó con el festival para llevarse la corona del evento, redondea este estrellato que representa la isla caribeña donde el béisbol es su pasatiempo nacional.

González pasó seis temporadas en las fincas de los Yankees de Nueva York y nunca avanzó fuera del nivel Doble-A. Su otro viaje al Juego de Estrellas fue en el 2007 durante su primera temporada dirigiendo a los entonces Marlins de Florida.

Nunca se ha visto tanto talento cubano en el clásico de media temporada como este año, aunque hay que destacar que su vía a las mayores es una de alto riesgo y sacrificio a diferencia del talento que representara a los otros países de Latinoamérica como Republica Dominicana, que lidera el All Star con nueve selecciones criollas, Venezuela, con seis representantes, Puerto Rico, una selección, y Colombia, un representante.

“Yo creo que vamos a ver más muchachos cubanos en las Grandes Ligas. Se les están abriendo las puertas”, sentenció González a ESPNDeportes.com esta semana durante la gira de los Bravos por la Gran Manzana para enfrentarse ante los Mets de Nueva York en Citi Field.

“Los muchachos están saliendo y han tenido oportunidades de jugar aquí en las Grandes Ligas. Son buenos peloteros”, agregó.

González admitió que su favorito es Puig a pesar de que el astro cienfueguero batea de 16-8 con dos jonrones en cuatro partidos contra Atlanta pero también tiene las ganas de ver a los otros cuatro jóvenes que han hecho un trabajo ejemplar.

“Me gustaría ver a Abreu y a Céspedes personalmente”, continuó. “Me gusta lo que me han dicho de Abreu. El coach de bateo de nosotros Greg Walker tiene muchas conexiones en Chicago con los White Sox y le han dicho a él que ese muchacho Abreu es tremenda persona. Eso me hace sentir bien. Me gustaría conocerlo en persona y verlo también jugar”.

Ramírez tuvo que esperar seis años tras debutar en las mayores para jugar en su primer All Star y fue seleccionado como reserva a pesar de que en cualquier otra temporada hubiese sido titular. Sin embargo, Derek Jeter, quien se despide del béisbol al final de esta campaña, fue elegido por los aficionados como su torpedero titular.

El veterano de 32 años está emocionado de como él y sus compatriotas se han destacado en la primera mitad de esta temporada.

“Estoy contento que estamos demostrando la calidad del béisbol de Cuba”, indicó Ramírez en un aparte con ESPDDeportes.com en Boston. “Si estamos aquí es por la votación del público y desearle las gracias”.

Su selección junto a su compañero Abreu marcó la octava vez en la historia de Grandes Ligas que compañeros cubanos fueron seleccionados al All-Star. Los últimos fueron Tony Oliva y Leo Cardenas de los Mellizos de Minnesota en el All Star del 1971. El último dúo cubano que representó los Medias Blancas fue Minnie Minoso y Sandy Consuegra en el 1954.

Como de costumbre se celebra el Home Run Derby un día antes del Juego de Estrellas. El dominicano José Bautista, capitán del lado de la Liga Americana, trato de convencer a Abreu para que se uniera al concurso pero negó hacerlo a pesar del liderato de 29 jonrones en la mayores. Céspedes se unió a la escuadra de la Americana para defender su título mientras que Puig lo hace por primera vez.

“Todos estamos contentos y agradecidos con el trabajo y la ayuda de todos los compañeros de nuestros equipos de que haya resultado bien estar en el juego de las estrellas con la votación de los fanáticos”, indicó Puig a ESPNDeportes.com.

“Todos ellos son muy buenos peloteros. Siempre lo he visto hacer buen trabajo en sus carreras. Me imagine que podíamos estar varios ahí junto un día”, añadió.

Puig destacó que a pesar del arduo calendario de la temporada que corre de febrero a octubre lo mantiene a estos astros cubanos separados, se mantienen unidos durante la temporada baja por el hecho que se reúnen en Miami donde mantienen sus hogares.

“Nos dieron la oportunidad de estar juntos aunque sea dos o tres días a varios cubanos que hicieron lo mejor que pudieron para estar ahí en ese buen evento”, dijo.

Abreu sí confirmó a ESPNDeportes.com que estaría dispuesto competir en el derby en futuros All-Stars si le preguntan.

De todo modo se sintió honrado con lo que será la primera de muchas selecciones, para él y los demás los cubanos que estarán allí en Target Field.

“Es un orgullo cubano de estar cinco cubanos en el Juego de Estrellas”, señaló.

“Agradecido de la vida por darnos esa oportunidad de vernos los cinco en un Juego de Estrellas y poner el nombre del béisbol cubano en alto. Eso es algo interesante y es algo que debemos dar las gracias a Dios por permitirnos esas cosas”, concluyó.

Información de Rodrigo Azurmendi de ESPNDeportes.com fue utilizada en esta nota.

Publicado en ESPNDeportes.com por Adry Torres.

Related posts

2 Comments

  1. Jordan

    Saludos cordiales:Muchas FELICIDADES para estos 5 cubanos por tan meritorio premio y estoy seguro que cuando lo permitan seràn muchos màs.Afectos

    Reply

Deja un comentario