Futuro incierto para Iglesias en Boston

Torpedero cubano Jose Iglesias en la temporada 2012 de las Grandes Ligas. (Photo by Claus Andersen/Getty Images)

Un año más transcurrió y el torpedero José Iglesias sigue siendo un enigma y una pieza insegura en el rompecabezas de los Medias Rojas de Boston.

Después de estar bien hundidos en la tabla de posiciones sin el más mínimo chance de clasificación, Boston le dio la oportunidad al cubano de abrir 15 de los 18 últimos partidos de la temporada.

Este fue otro examen más, para que Iglesias de una vez por todas demostrara que ya estaba listo para ser un torpedero regular en las Mayores, pero a pesar de su gran reputación a la defensa, Iglesias hizo muy poco bateando .118 (8 en 68) con tres extrabases y un porcentaje de .200 de embasado.

Otra vez la cruda realidad: Iglesias no está listo aun para batearle a lanzadores de Grandes Ligas.

Hace unos días Los Medias Rojas enviaron a Mike Aviles a los Azulejos de Toronto como compensación por la contratación del Manager John Farrell, por lo que entran en la temporada baja con Iglesias como su campo corto titular, sin embargo no han ocultado su inseguridad al respecto.

“Creemos que José está listo para ser un torpedero de Grandes Ligas, pero no estamos dispuestos a comprometernos con eso”, dijo el Gerente General Ben Cherington. “Vamos a buscar la manera de mejorar el equipo, y el campo corto podría ser una de esas áreas”.

¿Suena como un mensaje confuso? Hasta cierto punto, lo es.

Si los Medias Rojas firman nuevamente a David Ortiz, como se espera, y mejoran ofensivamente la primera base y los jardines, pudieran darse el lujo de contar con un jugador netamente defensivo en el campo corto. Por otra parte, si determinan que tomarán más de un año para rehacer su plantilla con jugadores de calibre para regresar a los playoffs, pudieran confiar en el trabajo del prometedor joven de 22 años de edad.

Pero si los Medias Rojas son incapaces de llenar los agujeros en su alineación, o si creen que el riesgo es demasiado alto para experimentar con un jugador de la línea central con tan bajo rendimiento, estarían obligados a adquirir un torpedero más veterano y con mayor proyección ofensiva

“Iglesias puede ayudar a cualquier equipo de Grandes Ligas, sobre todo si el resto de la plantilla está correctamente conformada”, dijo Cherington. “Vamos a ver que nos arroja el receso de temporada. John y yo hemos empezado a conversar sobre la plantilla, y las diferentes necesidades por posiciones. Vamos a tener los ojos bien abiertos. Vamos a ver qué oportunidades existen. Si hay maneras de mejorar el equipo en otras áreas, vamos a hacer eso, también.”

No hay muchas opciones de agentes libres en la posición de campo corto en estos momentos, sobre todo si los Tigres de Detroit aceptan la opción de 6 millones de dólares de Jhonny Peralta. Stephen Drew tiene una opción de $ 10 millones con los Atléticos de Oakland, mientras que el venezolano Marco Scutaro se dirige a la agencia libre y fue protagonista en la postemporada con los Gigantes de San Francisco.

Si la intención los Medias Rojas es fortalecer el campo corto, sus mejores opciones pueden estar en el mercado. Con 19 años de edad, el prospecto de los Rangers de Texas, Jurickson Profar está casi listo para las Grandes Ligas, los Rangers pudieran dejar disponible a Elvis Andrus, aunque también podría optar por colocar a Profar en la segunda base y mover Ian Kinsler a la primera.

El mes pasado, Iglesias declaró que no tiene intención de jugar pelota invernal, sino que más bien se enfocará en entrenamientos para fortalecer sus músculos durante la temporada baja en Miami con un grupo de jugadores de Grandes Ligas que incluye a Scutaro y al jardinero Raúl Ibáñez de los Yanquis de Nueva York.

Iglesias bateó para .329 en agosto en la Triple-A, pero no trajo esa buena racha con él a las Grandes Ligas. El 16 de septiembre, el entonces manager Bobby Valentine incluso sacó a Iglesias por un bateador emergente en un turno al bate contra los Azulejos de Toronto, dirigido en ese entonces por Farrell.

“Lo vi par de veces, (a Iglesias) haciendo algunos swings agresivos. Hubo otras ocasiones en las que lo noté más atado “, dijo Farrell. “Ya se trate de una cuestión de fuerza, o de tiempo en su swing, lo vamos a averiguar a medida que pase el tiempo”.

Los Medias Rojas esperan que estos descubrimientos conduzcan a una respuesta más definitiva sobre la forma de proceder en el campo corto.


Related posts

1 Comment

Deja un comentario