Gerencia Dodgers sigue optimista con Puig

Yasiel Puig #66 of the Los Angeles Dodgers poses for a portrait during spring training photo day. (Rob Tringali/Getty Images)

El director de los Dodgers de Los Angeles Mark Walter apoya a Yasiel Puig.

Esto es más importante en relación a su futuro con los Dodgers, porque en última instancia, si Walters y el presidente del equipo Stan Kasten quieren a Puig en el equipo, él se va a quedar con el equipo. Ellos tienen poder de veto como jefes del encargado de operaciones deportivas del equipo Andrew Friedman.

Puig es un jugador muy mercadeable, un jugador dinámico cuando está luciendo bien, y mientras existan esperanzas en Walter y Kasten de que él algún día pueda ser más consistente en sus turnos y en situaciones de juego lo suficiente como para ser efectivo (o por lo menos mejor), entonces el jardinero derecho estará indemnizado.

Aparentemente, ahí es donde está parado ahora. De la historia de Dylan Hernandez:

Aunque las dudas van en aumento dentro de la organización en cuanto a la posibilidad de que algún día la producción de Puig va a la par con su talento, el director de los Dodgers Mark Walter se mantiene optimista.

“Yo no me rendiría con él ahora mismo”, dijo Walter, el dueño que tiene la parte que controla el equipo.

Walter dijo que su respaldo a Puig no está basado en el potencial de mercadeo que tiene el jugador, sino en lo que él piensa que Puig puede hacer como jugador.

“Yo pienso que él va a ser un gran jugador”, dijo Walter.

Walter apuntó a un rodado que Puig conectó la semana pasada en un juego en casa ante los Filis de Filadelfia.

“Sí lo observan, él juega duro”, dijo Walter. “¿Vieron ese batazo débil? Corrió como demente. Y por poco logra el hit”.

Walter prosiguió, “Claramente, claramente Puig tiene un potencial y un talento increíbles. Y pienso que tiene un gran corazón y siempre quiere jugar duro. Así que pienso que eso va a quedar demostrado”.

Sin embargo, Walter dijo que si la oficina central decide cambiar a Puig, él no va a impedir que se lleve a cabo.

“Sería tonto de mi parte el contratarlos y luego decirles lo que tienen que hacer”, dijo Walter.

Hasta la semana pasada, Walter no tenía conocimiento de que hubiese conversaciones de esa naturaleza. “Pero, para ser justos, yo no estoy en ese cuarto todo el tiempo”, añadió.

Será interesante ver como evoluciona el pensamiento de los Dodgers sobre Puig, de 24 años, porque no está claro que él encaje en su modo de pensar, en el que el éxito no se mide por meramente llegar a la postemporada, sino en ganar la postemporada y traer a casa el primer campeonato desde 1988. Casi todos los equipos se enfocan en llegar a los playoffs y no consideran el éxito en la postemporada o en la Serie Mundial dentro de la ecuación, pero para los Dodgers, el llegar a octubre para luego perder es considerado como un fracaso.

No es suficiente el meramente jugar en octubre; los Dodgers necesitan jugar bien en octubre, y un bateador de swing libre como Puig, que ha tenido problemas para hacer ajustes de turno a turno, podría no encajar bien en ese modo de pensar.

Puig tuvo una excelente Serie Divisional de la LN ante los Bravos en el 2013, yéndose de 17-8, pero en sus siguientes dos series en octubre – la Serie de Campeonato de la LN en 2013 y la Serie Divisional de la LN en 2014, ambas ante los Cardenales – fue anulado por completo, ponchándose en 18 de 36 turnos y promediando .222. Se ponchó ocho veces en 12 turnos ante San Luis en la serie divisional del año pasado, y los lanzadores de los Cardenales ejecutaron con éxito su plan de ataque ante él, trabajando una especie de reporte de escuchas bien definido que es común en una serie postemporada.

Si la oficina central de los Dodgers llega en algún momento a la conclusión de que él estilo de Puig está destinado a ser anulado en futuras series postemporada, eso debería ser un factor en su decisión de quedarse con él o no, por las mismas razones que los equipos con aspiraciones campeoniles suelen inclinarse más hacia los lanzadores con el tipo de repertorio de poder que suele caer bien en octubre. Parte de la frustración de los compañeros de Puig es que él tiende a hacer los mismos errores una y otra vez con sus decisiones en el terreno y en sus turnos al bate, lo que los enloquece.

Sería interesante sentarse en una reunión con el manager de los Dodgers Don Mattingly, el coach de bateo Mark McGwire y Friedman y escuchar el tipo de futuro ellos prevén para Puig.

Estas son algunas muestras pequeñas, pero pero son ejemplos de los números de Puig en temporada regular ante lanzadore que podría enfrentar en octubre, y en general, ha lucido bien:

• Jordan Zimmermann: 1-en-3, un ponche

• Stephen Strasburg: 1-en-5, un ponche

• Max Scherzer: 2-en-3

• Gio Gonzalez: 0-en-5, dos ponches

• Jake Arrieta: 2-en-3

• Jason Hammel: 1-en-3, un ponche

• Jon Lester: 1-en-2

• A.J. Burnett: 3-en-7

• Gerrit Cole: 5-en-6

• Francisco Liriano: 1-en-3, un ponche

• Mark Melancon 0-en-5, 2 ponches

• Lance Lynn: 4-en-6

• Carlos Martínez: 3-en-5

• John Lackey 0-en-3, un ponche

Publicado en ESPNDeportes.com por Buster Olney.

Related posts

Deja un comentario