Grandal cambia ruleta por estrella

Yasmani Grandal #9 of the Los Angeles Dodgers bats in the fourth inning during the MLB game against the San Francisco Giants. (Photo Getty Images)

El receptor de los Dodgers de Los Ángeles, el cubano Yasmani Grandal, tenía reservaciones confirmadas para viajar a Las Vegas, junto a su esposa y su padre, aprovechando los cuatro días de receso que ofrece el Juego de Estrellas.

Sin embargo, este lunes por la tarde, todo cambió.

“Ya empecé a cancelar todos los planes, porque íbamos a pasarnos unos cuantos días en Las Vegas, para ver algunos shows, junto a la familia, pero el Juego de Estrellas es algo mejor y ahora nos vamos para Cincinnatti”, dijo el pelotero a ESPNDeportes, al enterarse de la nominación, por primera vez en su carrera, al Clásico de Verano, junto a otros compañeros de los Dodgers: Adrián González, Zack Greinke y Joc Pederson.

Yasmani, quien batea para .271, con una docena de vualacercas y 31 carreras remolcadas en lo que va de la temporada, considera que esa producción, es parte de la explicación para su llamado.

“Creo que he puesto buenos números, pero, al mismo tiempo, considero que he hecho un buen trabajo defensivamente. Porque en la Liga Nacional no tenemos un receptor que sea muy bueno, bateando y defensivamente, y eso es algo que también me ayudó”.

¿Considera que el jugar para los Dodgers, también resulta un factor, por el nombre y la exposición mediática de este equipo?

“Sí, pienso que jugar para una organización grande, es muy importante, porque obviamente la gente te ve un poco más, estamos en la televisión nacional y eso me ha ayudado, porque todos me han visto como el receptor de lanzadores muy buenos”.

Bruce Bochy el manager de la Liga Nacional, lo eligió, ¿acaso porque usted ya le ha pegado muchos palos a los Gigantes?

“El año pasado tuve muy buena serie contra San Francisco, y lo mismo sucedió durante la última serie, que fue muy buena para mí, y espero que a partir de ahora, cada vez que enfrente a los Gigantes, sea igual”, aseguró Grandal.

Pero, de ninguna manera el receptor pierde de vista sus objetivos.

“Es algo bien emocionante y espero disfrutar el Juego de Estrellas, cuando llegue el momento, pero, por ahora, debo concentrarme en el juego frente a Filadelfia”, destacó.

Otro elemento que le hace anticipar el Juego de Estrellas con una emoción muy especial, es que regreserá a jugar en donde empezó su carrera de grandes ligas, con los Rojos.

“Es algo muy emocionante, regresar a jugar a la casa de la organización que me dió la primera oportunidad para llegar a donde estoy ahora”, concluyó un sonrieente Grandal.

Publicado en ESPNDeportes.com por Rigo Cervantez.

Related posts

Deja un comentario