Grandal fue suspendido 50 juegos por dopaje

Receptor cubano Yasmani Grandal en la temporada 2012 de las Grandes Ligas

El catcher cubano Yasmani Grandal, de los Padres de San Diego, fue suspendido el miércoles por 50 partidos por arrojar positivo a testosterona en un control antidopaje.

La oficina del Comisionado de Grandes Ligas informó que Grandal cumplirá con el castigo al comienzo de la próxima temporada.

Grandal, de 23 años, bateó .297 con ocho jonrones y 36 remolcadas en 60 partidos en 2012, su primer año en las mayores.

“Ofrezco disculpas a los fanáticos, a mis compañeros y a los Padres de San Diego”, dijo Grandal, según una declaración escrita. “Estoy decepcionado por el resultado positivo y quebrantar el reglamento. Soy el responsable de lo que entra a mi organismo. Debo aceptar la responsabilidad por mis acciones y cumplir con mi suspensión”.

El receptor nacido en La Habana, dejó su país natal siendo un joven pre-adolescente, y aprendió a jugar béisbol en cuadros de Miami, convirtiéndose en estrella primero en Miami Springs High School y después en el programa beisbolero de la tradicional Universidad de Miami.

Fue muy publicitada su selección en la primera ronda del “draft”, duodécima en general, en 2010 por los Rojos de Cincinnati de la Liga Nacional, pero fue trasladado a los Padres de San Diego en diciembre de 2011 en una transacción de varios jugadores.

Grandal tuvo un debut impresionante en la MLB en la recién concluida temporada cuando se convirtió en apenas el cuarto jugador desde 1900 que conecta cuatro jonrones en sus primeros seis partidos de Grandes Ligas.


Related posts

Deja un comentario