Grandal quiere aprender de Yadier

Yasmani Grandal of the Los Angeles Dodgers at Dodger Stadium. (Lisa Blumenfeld/Getty Images)

El receptor de los Dodgers de Los Ángeles, el cubano Yasmani Grandal, uno de los cinco embajadores de la organización de Chávez Ravine, en el Juego de Estrellas 2015, hace planes para lo que será su primera aparición en el Clásico de Verano, y los comparte con ESPNDeportes.

“Si tengo la oportunidad de hablar con alguien en particular, sería con Yadier Molina. Porque a mí me gusta hacer preguntas, especialmente, a un catcher de su nivel, que obviamente es muy bueno. Le preguntaría sobre lo que él está pensando cuando está marcando la pauta, cuando está tomando las decisiones en el juego, para su lanzador”, confesó Yasmani, quien en su primera campaña como jugador de la novena que conduce Don Mattingly, lo ha hecho tan bien, que se ha ganado a pulso su inclusión en la papeleta del representativo del Viejo Circuito, en la reunión anual de las estrellas.

Yasmani, luego de 69 juegos detrás del plato, con el equipo de Chávez Ravine, además de convertirse en el receptor de toda la confianza para los ases del montículo de la divisa azul, el zurdo Clayton Kershaw y el diestro Zack Greinke, ha logrado una producción importante con el tolete.

Porque además de su promedio de bateo con corredores en base, de .401, de sus 36 carreras remolcadas con los 60 imparables que ha disparado, sus 14 vuelacercas lo colocan como el tercer mejor bateador de poder en el equipo, por detrás del novato jardinero central Joc Pederson, que suma 20 bambinazos, y del inicialista Adrián González, que ha mandado la pelota fuera del parque en 17 oportunidades y los tres son parte de la delegación de los Dodgers a la fiesta de media temporada.

El Juego de Estrellas, ¿es más que nada para disfrutarse?

“Sí, así lo pienso yo. Pero, a la vez, hay que recordar que tiene mucha importancia, porque concede la ventaja de la localía al equipo que represente a la liga ganadora, en el Juego de Estrellas, durante la Serie Mundial”.

Eso sería bien importante para unos Dodgers que aspiran a volver al Clásico de Octubre. ¿Es así?

“Ahi estaremos, si Dios quiere”, aseguró un ilusionado Yasmani Grandal.

Por su parte, Pederson, también espera, ilusionado, su viaje al Great American Ball Park de Cincinnati, donde este lunes tomará parte en el Derby de Cuadrangulares, que hace parte de la fiesta de la pelota, en el Clásico de Verano.

“Estoy muy emocionado, por recibir esta nueva oportunidad en mi carrera. El solo hecho de poder estar en un mismo parque de pelota, junto a algunos de los mejores jugadores, es algo que me hace sentir muy bien”.

¿Te tomarás una selfie, con alguien en particular?

“Ja, ja, ja.. no, no creo que lo haré”, dijo Joc Pederson.

Publicado en ESPNDeportes.com por Rigo Cervantez.

Related posts

Deja un comentario