Gurriel niega que haya querido ofender a Darvish

Yuli Gurriel, primera base de los Astros de Houston, negó que haya sido su intención ofender el viernes al lanzador Yu Darvish, de los Dodgers de Los Ángeles, mediante un gesto que podría interpretarse como racista durante el tercer juego de la Serie Mundial.

“No traté de ofender a nadie”, enfatizó Gurriel tras el encuentro que los Astros ganaron por 5-3. “Yo le estaba comentando a mi familia que no había tenido suerte alguna contra los pitchers japoneses acá en Estados Unidos”.

Gurriel hizo el gesto poco después de conectar un jonrón que puso en marcha un ataque de cuatro carreras de Houston en el segundo inning. Sentado en la cueva, el cubano de 33 años estiró los pliegues de sus ojos con los dedos, mientras decía “chinito”.

Darvish nació en Japón. Su madre es japonesa y su padre iraní.

Gurriel aseguró que el término “chinito” se emplea habitualmente en Cuba para referirse a los asiáticos. No obstante, afirmó saber que la palabra podría considerarse ofensiva en Japón, pues jugó en ese país en 2014.

“En ese momento, no quise ofenderlo a él ni a nadie en Japón, pues tengo muchísimo respeto por ellos y jugué en Japón”, señaló. “No quise decir eso”.

Una persona al tanto de la situación dijo a The Associated Press que las Grandes Ligas buscarán una reunión con Gurriel. La fuente habló a condición de permanecer anónima, porque la organización no ha abordado públicamente el asunto.

Podría imponerse un castigo a Gurriel, incluida una suspensión durante la Serie Mundial.

Darvish jugó profesionalmente en Japón de 2005 a 2011, un año antes de incorporarse a los Rangers de Texas. El 31 de julio de este año, fue cedido en canje a los Dodgers.

El lanzador se mostró disgustado por el gesto de Gurriel.

“Al actuar así, simplemente la faltas al respeto a la gente de todo el mundo”, sentenció el japonés.

Gurriel pasó 15 años jugando en la liga profesional cubana. Tuvo actividad en Japón en 2014, antes de firmar con los Astros la campaña pasada.

En el tercer juego del Clásico de Otoño, Gurriel aportó un jonrón y un doble. Durante los playoffs, batea para .346.

“Sé que él está arrepentido”, afirmó el manager de Houston, A.J. Hinch.

Post source : MLB.com

Related posts

Deja un comentario