Hechavarría buscará Guante de Oro

Adeiny Hechavarria #3 of the Miami Marlins during a game against the Cleveland Indians at Marlins Park. (Mike Ehrmann/Getty Images)

Cuando Adeiny Hechavarría descubrió que Rafael Furcal era casi vecino suyo, no pudo menos que sonreír. Después de todo, el experimentado dominicano será quien le acompañe la mayoría de las veces en la defensa del segundo cojín y él que ha prometido ayudarle a lograr un Guante de Oro.

Apenas han transcurrido unos pocos días del entrenamiento de primavera y ya se puede advertir que la compenetración entre el joven y el veterano va más allá de simples conversaciones sobre los fundamentos de la defensa.

“Estoy tratando de beber todo lo que posee la fuente de conocimientos de Furcal”, expresó el torpedero cubano. “El sentó cátedra en la posición y se ha tomado de manera personal el hecho de ayudarme. Cada vez que dice que voy a ser una estrella, pues eso me llena de orgullo. Eso no se lo dejaré de agradecer nunca”.

Desde que llegara a las Mayores, el muchacho de Santiago de Cuba ha puesto de manifiesto sus prodigiosas manos para patrullar el campocorto, y en su primera temporada completa con los peces cometió sólo 15 errores en 148 encuentros para un porcentaje de fildeo de .976.

Si algo destacó en Hechevarría a lo largo del 2013 es que su defensa nunca decayó, a pesar de que el aspecto ofensivo de su juego no fue del todo favorable y queda como una asignatura pendiente.

“No miento si digo que la defensa es mi signo en el béisbol y que el día que gane el Guante de Oro seré muy feliz”, explicó el muchacho, de 24 años. “En este invierno no dejé de trabajar un día para mejorar en mi posición’’.

Sin embargo, Hechavarría reconoce que ya no basta con tener buenas manos para disfrutar de una larga carrera como shorstop y que los tiempos han cambiado la manera de evaluar a alguien que juege entre tercera y segunda.

Si con los Azulejos Hechavarría conectó para .254 en 41 partidos, sus números ofensivos disminuyeron la pasada contienda con los peces al batear para .227 y es de esperar que el nuevo coach de bateo, Frank Menechino, convierta al cubano en uno de sus proyectos especiales en esta primavera.

“Estoy trabajando en mantener las manos sueltas con el bate, no presionarme, usar mejor los ángulos del terreno”, reveló Hechavarría. “Sé que voy a mejorar. No tengo duda de eso, pero todo vendrá a su tiempo”.

De lo que no cabe duda es que este es el tiempo de los torpederos cubanos en las Mayores, pues Hechavarría forma parte de esa nueva hornada que integran Yunel Escobar, José Iglesias, Alexei Ramírez…

Como si fuera poco, los Dodgers acaban de firmar con $25 millones al cienfueguero Erisbel Arruebarruena y muy cerca de hacerlo con otro club de Grandes Ligas se encuentra el villareño Aledmys Díaz.

“La cantera de talento cubana es muy grande y en lo particular me llena de orgullo que tantos compatriotas estén llegando a mi posición en este nivel de béisbol”, recalcó Hechavarría. “Creo que muchos más irán viniendo. Los muchachos de allá quieren probar que también pueden imponerse. Para los que estamos ya aquí es un compromiso tremendo”.

Publicado en ElNuevoHerald.com por Jorge Ebro.

Related posts

2 Comments

Deja un comentario