Header Banner

Iglesias quiere ser titular en Boston

El torpedero cubano José Iglesias declaró este miércoles, que quiere lograr el sueño de convertirse en el torpedero de los Medias Rojas de Boston en esta temporada.

Iglesias tendrá una dura competencia con los veteranos Mike Aviles y Nick Punto quienes también luchan por la plaza. No se puede negar que el cubano tiene la capacidad defensiva para jugar en el nivel de Grandes Ligas, pero su falta de ofensiva le ha estado limitando.

“Por supuesto que me gustaría”, dijo. “Incluso si no soy el regular, voy a jugar duro. Yo voy a jugar al 100 por ciento no importa dónde”.

“He tenido mente positiva durante todos estos meses y he tratado de estar en forma todos los días y ser coherente en el plato”, dijo. “Quiero ser más disciplinado. Durante todo este tiempo me he sentido mejor físicamente, y me he preparado para la temporada que se avecina”.

Iglesias sólo participó en 10 partidos en las Grandes Ligas, en la pasada temporada, bateando de 6-2, con tres anotadas y dos ponches. Además de su breve paso por los Medias Rojas, Iglesias aprovechó su estancia en Triple-A para continuar perfeccionando sus habilidades en 101 juegos, donde bateó .235 y remolcó 31 carreras con 58 ponches y 21 bases por bolas.

A la defensiva facturó 145 outs con sólo 12 errores, y participó en 68 dobles matanzas.

Este miércoles durante los entrenamientos para los jugadores de posición, el manager de los Medias Rojas, Bobby Valentín observó con detenimiento la destreza defensiva y las habilidades que posee Iglesias. Bobby lo comparó con Rey Ordóñez, quien jugó para el en los Mets de Nueva York.

“Hay algunas similitudes, tienen dos manos, dos piernas, una cabeza, tiran y batean a la derecha y ambos nacieron en Cuba,” dijo Valentine. “Pero apuesto a que son muy diferentes en otra cosas”.

Ordóñez e Iglesias son similares en el hecho de que ambos son excepcionales a la defensiva. Ordóñez luchó por mejorar su ofensiva pero terminó su carrera con nueve temporadas y un promedio de .246.

“Considero que no hice un buen trabajo para aumentar el potencial ofensivo de Rey,” dijo Valentine. “Ese fue un reto para mi que no pude conseguir”.

“Rey no era una persona muy receptiva. El no se adaptó, no recibió [la crítica constructiva] tampoco. Parece que José podría ser un poco diferente en eso.”

Iglesias es un chico inteligente. Aprendió a hablar inglés de forma rápida y trata de aprender de los jugadores veteranos. El bateador designado David Ortiz, y el segunda base Dustin Pedroia han ayudado al joven campocorto tanto dentro como fuera del campo.

Iglesias también se acerco mucho el veterano torpedero venezolano Marco Scutaro y se sorprendió cuando los Medias Rojas lo cambiaron a los Rockies de Colorado el mes pasado a cambio por el lanzador Clayton Mortensen.

“Por supuesto, porque nadie esperaba eso”, dijo Iglesias, “Pero fue una decisión del equipo.”

Por lo pronto el manager de Boston considera que para lograr una buena actuación en su división es vital una alineación donde su torpedero sea ofensivo. A Iglesias solo le resta convencerlo de que el si puede.


Related posts

Deja un comentario