Inicio de ensueño para el cubano Fernández

Lanzador cubano Jose Fernandez

Guy Curtright | MLB.com – La distancia entre el Marlins Park de Miami y el estadio de su sucursal Clase-A Jupiter es aproximadamente la misma que entre Cuba y los Estados Unidos. Sin embargo, para el serpentinero cubano José Fernández, el camino hacia la Gran Carpa ha sido menos peligroso.

Cuando era adolescente, al prospecto de los Marlins le tomó cuatro intentos para salir de Cuba y llegar a los Estados Unidos. Pero podría tomarle solamente algunas temporadas para que alcance su meta beisbolera en Miami.

“Siempre ha sido mi sueño lanzar en las Grandes Ligas”, expresó Fernández.

La selección de primera ronda del draft amateur del 2011 parece estar en camino. Esta campaña nadie en Ligas Menores ha tenido un primer año tan impresionante como el derecho.

Fernández, quien cumplió los 20 años de edad el 31 de julio, tiene un total de 13-1 con 1.81 de efectividad en 23 aperturas por Clase-A Avanzada Jupiter y Clase-A Greensboro, ponchando a 150 bateadores en 124 entradas.

La estelar temporada ha catapultado a Fernández al puesto número 90 de los 100 mejores prospectos de MLB.com, y el diestro es el tercer mejor prospecto en la organización de los Marlins.

Las cosas no fueron tan fáciles cuando el abridor intentó unirse a su padre en la Florida y lograr conseguir su sueño como pelotero.

Fernández fue capturado en su primer intento a los 14 años y estuvo preso por un buen tiempo. En otro intento, tuvo que rescatar a su madre, quien había caído por la borda del barco.

“No es fácil hablar de eso”, manifestó Fernández.

Pero a los 15 años alcanzó llegar a México junto a su madre y hermana, y luego a Tampa para reunirse con su padre.

Aunque en un principio no hablaba inglés, el lanzador fue matriculado en la Alonso High School, donde rápidamente comenzó a dominar a los bateadores y a impresionar a los escuchas que lo observaban.

Los Marlins, que lo vieron como una posible atracción para su nuevo estadio en la Pequeña Habana, seleccionaron a Fernández en la primera ronda y le dieron un bono de US$2 millones al mes siguiente.

Fernández participó en apenas dos partidos de liga menor el año pasado, pero ha aprovechado el tiempo perdido en el 2012.

El lanzallamas registró 7-0 con un promedio de carreras limpias de 1.59 en 14 aperturas por Greensboro y lleva 6-1 con 2.20 de efectividad en nueve salidas por Jupiter.

Su única derrota fue el 16 de julio ante la presencia amigos y familiares en Tampa, donde permitió cuatro hits y una sola carrera, ponchó a ocho y dio un solo pasaporte.

Fernández, quien supera las 90 millas por hora con su recta, ha sido limitado a cinco capítulos por salida desde que ascendió a Jupiter, normalmente haciendo de 65 a 80 lanzamientos.

“Me gustaría lanzar siete u ocho entradas”, declaró el prospecto. “Pero ellos saben lo que hacen”.

Fernández ha sabido aprovechar su tiempo en el montículo. Ha ganado cada una de su sus últimas cinco aperturas al permitir solamente una carrera y 11 imparables. En los 25 episodios, ha ponchado a 31 y ha otorgado ocho bases por bolas.

“Todo está funcionando y me siento bien”, señaló Fernández. “El equipo trata de ganarse un puesto en los playoffs y quiero estar en mi mejor nivel en cada salida”.

El éxito de Fernández en Jupiter es una continuación de su desempeño en el Juego de las Futuras Estrellas en Kansas City. Lanzó una entrada en blanco para el Equipo del Mundo permitiendo un hit y ponchando a dos. Ambos abanicados se consiguieron con curvas. Además, alcanzó las 99 millas por hora con una recta.

“Fue emocionante — estaba lleno de energía”, indicó Fernández. “Fue mi primera vez lanzando en un estadio de Grandes Ligas ante a esa cantidad de espectadores”.

Esa clase de presentaciones estarían en un futuro muy cercano. En algunos años, el cubano podría ser una gran atracción en Miami.

“Sería maravilloso”, dijo Fernández. “Cada día me siento agradecido. Estoy consciente de lo difícil que puede ser la vida. Lo que me ha sucedido es increíble. Mis sueños se están haciendo realidad”.


Related posts

Deja un comentario