Contreras satisfecho con papel de cerrador

FILADELFIA — La transición de abridor a relevista le ha ido tan bien a José Contreras que los Filis lo nombraron su taponero hasta que Brad Lidge se recupere de su más reciente lesión.

Lidge fue colocado en la lista de lesionados el sábado debido a inflamación en su codo derecho y no se espera que regrese hasta fines del mes de mayo.

Contreras acaparó su primer rescate ese mismo sábado, la primera vez que éste salva un juego en 206 apariciones en el montículo en su carrera de ocho temporadas en las Grandes Ligas.

“Es increíble”, dijo Contreras a ESPNdeportes.com desde su casillero en el camerino de los Filis antes del encuentro entre Filadelfia y los Piratas el martes.

“Sentí una emoción grande porque es una adrenalina que se siente diferente”, dijo el lanzador, quien se destacó como abridor con la selección nacional cubana y en la Serie Mundial del 2005 con las Medias Blancas de Chicago.

“Y ese juego salvado fue bueno: con las bases llenas contra un equipo grande como Milwaukee. Estuve bien contento y más contento porque pude ayudar al equipo a ganar un juego más”.El logro también fue dulce porque su mamá, Modesta Camejo, estuvo presente. “Mi mamá estaba allí (en Milwaukee) viendo el partido. Cuando salí, la abracé, y le regalé la pelota con que salvé el juego”, dijo Contreras.

Get the Flash Player to see this content.

Doña Modesta no se ha perdido un juego de los Filis desde que llegó a Estados Unidos de Cuba a finales de abril.

“Ella, allá en Cuba, nunca pudo ver un partido de pelota. Estar aquí conmigo eso es algo grande”, dijo Contreras.

Hasta el momento, todo ha marchado en orden para Contreras en su primera temporada con etiqueta de relevista. El corpulento lanzador derecho de Pinar Del Río lució efectividad de 0.68 y limitó a los bateadores que enfrentó a un promedio de bateo de .156 en sus primeros 13.1 episodios de trabajo.

“Es algo nuevo para mí, pero desde el ‘spring training’ he estado trabajando con Danys y, bueno, hasta ahora las cosas me han salido bien”, explicó Contreras refiriéndose a su compatriota y compañero de equipo,

Danys Báez.”Danys ha estado por diez años en el bullpen y cerrando juegos y ha sido clave en ayudarme a hacer los ajustes físicos y mentales”.

“He tenido el placer de poder guiarlo, no tanto ayudarlo, porque él se ayuda sólo”, declaró Báez. “Guiarlo a cómo prepararse mentalmente en el bullpen y como debe prepararse físicamente para que no esté cansado y que este 100% todos los días y pueda hacer el mejor trabajo en el terreno”.

Báez ha lanzado en 445 partidos como relevista en sus nueve años en las mayores.

“Esa novena entrada es mucho más un reto mental que físico”, explicó Báez, quien salvó 71 juegos en dos temporadas para Tampa Bay (2004 y 2005).

“Muchos pitchers que tienen muy buenos brazos nunca han podido ser cerradores, porque mentalmente no se pueden preparar para ese inning. Contreras es súper fuerte mentalmente”, comentó Báez, quien jugó junto a Contreras en Cuba. “Contreras me ayudó mucho en Cuba cuando yo era novato. Tuve el placer de poder entrenar con él”.

El dúo de relevistas cubanos ha sido uno de los baluartes del bullpen de los Filis en mayo, el primer mes que Filadelfia no cuenta con su preparador Ryan Madson. Éste se fracturó el dedo gordo de su pie derecho cuando le pegó una patada a un silla el 28 de abril. La lesión imposibilita que Madson regrese a lanzar antes de julio.

De los primeros 14 juegos de Filadelfia en mayo, Báez lanzó en ocho y Contreras pitcheo en siete, mientras el bullpen de los Filis contaba con la mejor efectividad colectiva en el mes entre todos los cuerpos de relevistas del viejo circuito (1.69 en 32 entradas).

“Hemos estado usando a Contreras y a Báez mucho”, señaló el dirigente de Filadelfia, Charlie Manuel. “Estamos poniéndole mucha carga a ellos. Tarde o temprano vamos a tener que darles un descanso”.

A la vez, el piloto dijo que no teme usar a Contreras como su cerrador. “Tenemos que tener cuidado, ya que eso es nuevo para él. Todavía es temprano en la temporada”.

Contreras dice que está listo para el reto de lanzar a con más frecuencia. “Tienes que hacer la preparación de una forma para que uno este ‘ready’ para cada partido. Y es lo que he hecho”, dijo Contreras.

“Nada en esta vida es fácil”, comentó Carlos Ruiz, el receptor de Filadelfia, sobre el reto que enfrenta Contreras en ajustarse al trabajo de taponero.

“Todo el mundo aquí ha estado trabajando duro para hacer su trabajo. En la oportunidad que le han dado a él, lo está haciendo bastante bien. Él ha trabajado bastante duro y psicológicamente ya se ha mentalizado para eso. Él está listo y preparado para eso”, dijo Ruiz. “Contreras es un guerrero, como decimos en los países de nosotros”.

Contreras se está encariñando con su nuevo trabajo y ahora dice comprender bien la diferencia entre ser un abridor y un relevista.

“Yo pensé en el principio que era igual, pero no, no. Cuando tú eres abridor durante siete u ocho innings, tú puedes cometer errores, y sin embargo todavía es un apertura de calidad”, explicó Contreras, quien usa su extenso repertorio de lanzamientos como relevista. “Ya cuando tú estás en el bullpen y vienes a tirar un inning, no puedes hacer un error. Un error cuesta el juego y cuando eres cerrador mucho más”.

“He usado todos mis pitcheos y eso ha sido la clave, que la mezcla ha sido bastante buena. Es la clave tirar lo que el bateador no espere, que es lo que he tratado de hacer hasta ahora. He usado todo mis pitcheos como cuando abría”, afirmó.

Contreras también dijo que no cambiara su manera de ser porque el equipo lo designe como su taponero por ahora. “Voy a dar lo mejor de mí, sea cargando los bates, voy a dar lo mejor de mí. Yo lo que quiero es ganar”.

Related posts

Deja un comentario