Kendrys Morales feliz por Yunieski Gurriel

Kendrys Morales #21 of the Seattle Mariners bats in the second inning against the Baltimore Orioles at Safeco Field. (Otto Greule Jr/Getty Images)

Sentado frente a su casillero dentro del camerino visitante de Camden Yards mientras esperaba su turno para cumplir con la preparación previo al partido, un muy concentrado Kendrys Morales mostró una gran sonrisa tras enterarse que su amigo Yunieski Gourriel estaba jugando en Estados Unidos.

El inicialista cubano de los Marineros de Seattle comenzó a buscar la forma de cómo ponerse en contacto con su amigo. Sin embargo, con cada intento fracasaba hasta que utilizó otro teléfono móvil para dejarle un mensaje de felicitaciones.

Morales, quien tuvo éxito en el 2004 tras lograr su escape después de haber fallado once veces, mantiene la fe en el futuro cercano para que haya un paso disponible y así sus compatriotas puedan jugar en Estados Unidos sin ningún tipo de restricción.

El año pasado el gobierno cubano tomó otra ruta respecto a la práctica del béisbol profesional de sus ciudadanos con el pasatiempo nacional, abriendo las puertas para que los peloteros de la isla caribeña pudieran jugar en varias ligas que existen en distintos países.

Su amigo Yunieski Gourriel pertenece al conjunto de Quebec que participa en la liga Can-Am y el hermano menor de Yunieksi, Yulieski Gourriel se encuentra jugando en Japón junto a Frederich Cepeda, Alfredo Despaigne y Héctor Mendoza.

“Se han abierto para otros países pero para aquí no se han abierto al 100 por ciento”, afirmó Morales a ESPNDeportes.com.

“Si están saliendo muy buenos peloteros de la isla ahora mismo. Yo creo que eso debe de observarse y tomar otras decisiones con respecto a que los otros peloteros cubanos jueguen en Grandes Ligas porque están demostrando bastante calidad”, agregó.

Cuba brilló en el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas que se celebró el pasado 15 de julio en Minnesota, teniendo cinco peloteros en los planteles de las ligas Americana y Nacional, sin lugar a duda un hecho histórico en la historia del All-Star que se haya jugado. Uno de ellos, Yoenis Céspedes ganó el Home Run Derby, y otro, José Abreu disfruta de una gran temporada de novato, liderando las mayores con 31 jonrones y 86 carreras impulsadas.

A pesar de que estos permisos aún no han sido reconocidos por Major League Baseball (MLB) debido al bloqueo que el gobierno americano tiene sobre Cuba, Morales apostó que los hermanos Gourriel no decepcionarían si recibieran una oportunidad en la pelota de la gran carpa.

“Ya que tienen un cierto grado de experiencia jugando béisbol, (darían una buena actuación”, indicó Morales.

“Yo creo que no se le va ser difícil si le autorizan a jugar aquí un día”, concluyó.

Publicado en ESPNDeportes.com por Adry Torres.

Related posts

Deja un comentario