Sábado 29 de mayo de 2010. Angels Stadium. Se juega el final de la décima entrada en partido de la temporada regular donde Angelinos y Marineros marchan empatados a una carrera.

Después de un out los de casa llenan las bases y al cajón de bateo llega Kendrys Morales. Al primer lanzamiento del relevista Brandon League el cubano pone la bola más allá de las cercas por el jardín central.

Kendrys corre alrededor de las bases hacia el plato donde lo esperan entusiasmados sus compañeros de equipo y salta sobre el home, aterrizando torpemente y fracturándose un tobillo.

En ese momento Morales era uno de los mejores bateadores de la selección y llevaba una proyección similar a la de 2009, temporada en la que terminó con average de .308, 34 bambinazos y 108 remolques, números que le sirvieron para discutir el MVP de la Liga Americana.

Casi cuatro años después del penoso accidente, Kendrys se presenta en el campo de entrenamiento del equipo que dejó tendido con aquel famoso batazo y la pregunta no se hace esperar: ¿No te sientes extraño de estar ahora con el equipo, en contra del cual jugabas aquel fatídico día?

“No para nada, me dieron una oportunidad”, dijo Kendrys. “Me han recibido muy bien. Sólo quiero hacer lo que antes de mi lesión. Después de más de dos años de rehabilitación, siento el tobillo mejor y más fuerte”.

El slugger practicó el sábado durante el primer entrenamiento de los Marineros en la pretemporada y no parece verse afectado. También tomó roletazos en la primera base a pesar de que se especula figurará como bateador designado del equipo.

“Fue duro y la rehabilitación llevó mucho tiempo, resultó una tarea difícil, pero recuperé mi habilidad para correr de nuevo”, expresó Kendrys. “En comparación con el año pasado por esta fecha, me siento al 100 por ciento. Mi tobillo es capaz de asimilar cualquier cosa en el terreno”.

Morales bateará en el medio de la alineación de los Marineros. Y deberá apoyar a una ofensiva que terminó en el último lugar de la Liga Americana en carreras anotadas, hits y promedio de bateo.

Kendrys tiene la esperanza de aprovechar las bondades del espacioso Safeco Field, estadio sede de los Marinenos de Seattle.

“Una de las primeras cosas que noté al llegar a los entrenamientos de primavera fue el número de jóvenes jugadores en el clubhouse”, confesó. “Hay buena energía, porque hay muchos chicos jóvenes. Existe juventud, pasión, energía”.

Morales también conoce a algunos de los Marineros. Él apareció en un videojuego comercial con el lanzador venezolano Félix Hernández en 2009 y lo catalogó como el mejor pitcher de las Grandes Ligas.

Además está el abridor Joe Saunders, su ex compañero en los Angelinos, quien afirmó que espera ver otra vez al pelotero de hace unos años.

“Una gran cantidad de jonrones, un montón de dobles y de carreras impulsadas”, dijo Saunders. “Estoy seguro de que eso es lo que espera de sí mismo Kendrys Morales. Sólo recuerdo que él tiene gran poder bateando a las dos manos”.

Eric Wedge, Manager de los Marineros de Seattle, aseveró que Morales puede ser eficaz porque es un bateador ambidiestro con poder, un gran productor de carreras y será muy provechoso tenerlo en el medio de la alineación.

“Él tiene mucha experiencia”, pronunció Wedge, “Nuestra franquisia es un buen lugar para Kendrys Morales”.


Noticias de:


Readers Comments (1)

  1. Antonassi Gonzalez

    Te queremos todos los cubanos y mas nosotros los industrialistas.






ocho − 5 =