Linares, un prospecto con experiencia

El cubano Juan Carlos Linares jugó solo 13 partidos a nivel de doble-A en la pasada temporada, sin embargo el ex jardinero del equipo Habana tiene ya 26 años. Significa esto, que se le puede descartar como un prospecto de la organización de los Medias Rojas? No necesariamente.

Este fornido jardinero central que combina muy bien la velocidad y el poder, jugó en Cuba con peloteros de la talla de Kendry Morales durante siete temporadas y vistió la franela del equipo Habana, siendo una pieza vital en la corona lograda por este equipo en el 2009, donde bateo para .325 de average.

“En esa última temporada que jugué con el Habana, teníamos un gran team,” Dijo Linares, “Nuestros cinco abridores en la rotación, eran abridores también en la selección nacional. Contábamos además con tres o cuatro bateadores, que respondieron en momentos decisivos, todo esto nos llevó a conquistar el campeonato”.

Después de concluida la 48 Serie Nacional, Linares abandonó la isla y se instaló en República Dominicana con el objetivo de continuar su carrera en las Grandes Ligas. A pesar de su edad algunos equipos mostraron interés, entra ellos estaban los Medias Rojas.

“Yo estaba entrenando en la República Dominicana cuando los Medias Rojas comenzaron a mostrar interés “, dijo Linares. “Eso me emocionó porque siempre he sido un fan de los Red Sox.”

La firma se hizo oficial en julio del 2010, y Linares fue enviado a la Liga de la Costa del Golfo donde se desarrollan los novatos. Después de sólo cuatro partidos con el equipo de GCL, Linares fue asignado al equipo Doble-A de Portland, donde bateó .239/.271/.391 en 13 partidos.

Durante el tiempo que jugó con los Sea Dogs, Linares demostró una calidad superior a la media, una sólida defensa, un buen brazo, buena velocidad, un poder y velocidad con el madero cercanos al promedio. Sin embargo, también mostró una marcada falta de selectividad cuando se enfrentaba a pitchers de calidad.

Al terminar la temporada 2010 Linares se desempeño en La Liga Otoñal de Arizona donde compiló .397/.423/.662 en 17 partidos con los Javelinas. El habanero Terminó entre los mejores bateadores de la liga en varios departamentos.

“Me encantó Arizona, fue una gran experiencia – un lugar muy bonito para jugar”, dijo Linares. “Pude que jugar y conversar con un montón de prospectos. Pero la clave más importante para mí fue la preparación. Tuve bastante tiempo para prepárame antes de ir para allá, además de que seguí el rigor de la preparación y eso me permitió que las cosas me salieran bien.”

“Lo vimos recientemente desempeñarse muy bien en la Liga de Otoño d Arizona” dijo Mike Hazen, director de desarrollo de los Medias Rojas, “También dejó una grata impresión en las dos semanas que estuvo en Double-A”.

Hazen indicó además que Linares no es un prospecto habitual debido a su edad, pero no por eso se puede descartar.

“Sí, es un poco mayor en cuanto a la edad, pero tiene algo de experiencia en Cuba”, dijo Hazen. “Pero todavía es una transición difícil para cualquier jugador. La gente lo mira y piensa que porque tiene 26 años, su asimilación a este país puede demorar mucho más tiempo, pero no necesariamente tiene que ser el caso. Él todavía está aprendiendo el idioma y acostumbrarse a estar aquí, como cualquier jugador joven.”

Para ayudarlo en esta transición, los Medias Rojas enviaron a Linares al Programa de desarrollo de novatos en Boston a principios de este mes con otros 10 prospectos que el equipo considera aspirantes a estar en la nómina de Grandes Ligas en los próximos 12 a 18 meses.

“Ha sido una gran experiencia, sobre todo el trabajo junto al el equipo de entrenadores que tenemos aquí y con algunos chicos que han jugado a nivel de Grandes Ligas”, dijo Linares. “Todos ellos están aquí y te ayudan e indican en que aspectos tienes que trabajar para mejorar.”

Otro aspecto de la transición es su adaptación al clima de Nueva Inglaterra. Para Linares despertar y ver 18 centímetros de nieve en lo primeros días de este mes fue algo inolvidable y un paisaje digno de admirar.

“He estado en Boston un par de veces – justo después de firmar el contrato y en otra ocasión”, dijo Linares, “pero esta es la primera vez que veo la nieve”

“Es un jugador de éxito, pero su libro no se ha escrito todavía”, dijo Hazen. “Creo que la edad es un poco engañosa, porque él todavía está pasando por una gran cantidad de transiciones como cualquier jugador joven latinoamericano.”

El entrenamiento de Juan Carlos está centrado e los aspectos físicos del juego. “He estado trabajando en mi velocidad”, dijo Linares. “Ese ha sido el área en que he puesto más énfasis. Pero también reconozco que hay que ser un jugador completo. Si bien me estoy concentrando en la velocidad, sé que no puedo dejar caer otras áreas.”

“Probablemente nunca ha tenido un programa físico bien estructurado de principio a fin de temporada”, dijo Hazen. “Eso es algo de lo que hemos hablado con el en numerosas conversaciones, por eso es su prioridad número uno. La número dos es aprender la rutina física diaria para un calendario de 140 juegos en el nivel de ligas menores. Siempre nos preocupamos porque no se violen etapas con nuestros muchachos”.

Esta primavera, Linares estará optando por un lugar en la plantilla de Portland o Pawtucket de Triple-A. Esta decisión probablemente dependerá de su actuación en los entrenamientos de primavera y a su nivel de asimilación de los entrenamientos, que podrían beneficiarse con un viaje de regreso a su entorno familiar en Maine para iniciar la campaña de 2011.

En Portland, Linares podría también sentirse a gusto junto a sus compatriotas José Iglesias, Jorge Padrón y Adalberto Ibarra, todos los cuales desertaron de Cuba y firmaron con los Medias Rojas desde el final de la temporada 2009.

Related posts

Deja un comentario