Llegó la hora de Yasiel Puig

Yasiel Puig of the Los Angeles Dodgers poses for a portrait during spring training photo day at Camelback Ranch on February 17, 2013 in Glendale, Arizona.

por Jorge Morejón

Los Dodgers de Los Angeles son un manojo de miserias (menos en lo que a dinero se refiere).

Con una nómina salarial de 216,302,909 dólares al inicio de la temporada, la segunda más alta de todas las Mayores, los Dodgers son hoy los vergonzosos ocupantes del frío sótano en la división del Oeste de la Liga Nacional.

Una vez más se comprueba que los megacontratos a largo plazo son nefastos en la mayoría de los casos y obligan a los managers a mantener en la alineación a hombres cuyo rendimiento no concuerda con el dineral que están recibiendo.

Matt Kemp y Andre Ethier son dos de esos casos. El primero ganará 20 millones en el 2013, mientras que el segundo se embolsará 13,500,000.

Son 33.5 millones comprometidos en dos hombres que ocupan los puestos claves en la ofensiva azul, pero que hasta el momento de manera combinada han impulsado 32 carreras, bateado seis jonrones y se han tragado 97 ponches.

En otros tiempos, cuando el rendimiento dictaba quién salía cada noche a romperse el alma en el terreno, al menos alguno de ellos hubiera ido a calentar los clavos del banco.

Sobre todo después de la pretemporada monstruosa que tuvo el prospecto cubano Yasiel Puig.

Pero el dinero manda y Puig, a pesar de haber protagonizado con su bate, su guante y su velocidad, una de las historias que más dieron de qué hablar durante los entrenamientos primaverales, debió hacer sus maletas y con lágrimas en los ojos por la decepción irse a las Ligas Menores.

La justificación para no mantenerlo en las Grandes Ligas fue que aún tenía mucho que aprender (lo cual nadie duda), pero es imposible determinar con exactitud cuándo un muchacho está listo para empeños mayores.

En 40 partidos en Doble A, el cubano de 22 años bateaba hasta el domingo para .313 de average, con 46 hits en 147 turnos, 12 dobles, tres triples, ocho jonrones, 26 carreras anotadas y 37 impulsadas, además de 13 bases robadas en 18 intentos.

Su slugging era de .599 y su promedio de embasamiento de .383, para un OPS de .982.

Pero la paciencia es una virtud y al muchacho parece haberle llegado la hora.

Esta semana Kemp fue colocado en la lista de lesionados y casi al unísono lo siguió Carl Crawford, lo que deja dos vacantes entre los titulares de los jardines.

En un inicio, el manager Don Mattingly rechazó la posibilidad de que Puig fuera subido para ocupar el sitio de Kemp, pero ahora ya no es uno, sino dos los huecos importantes a llenar.

Este domingo Los Dodgers anunciaron el domingo que el súper prospecto será llamado el lunes desde la sucursal doble A, un movimiento que se anticipaba desde hace un par de semanas.

El lunes, cuando los Dodgers recibirán a los Padres de San Diego, Puig estará en uniforme en el inicio de su carrera en Grandes Ligas y posiblemente de una nueva era en Los Angeles.

Entonces veremos si lo de la pretemporada fue obra de una buena racha o si estaremos en presencia del nacimiento de una nueva estrella.

Related posts

2 Comments

  1. Jordan Garry

    Saludos cordiales: No serà un poco temprano??? De todas formas le deseo lo mejorrrrrrr a Yasiel Puig asi como a todos los peloteros latinos en general y cubanos en particular. Tuve el privilegio de verlo jugar en Cuba…. y ahora pues que lo tengan otros.Afectos

    Reply

Deja un comentario