Mánager de Puerto Rico critica maltrato de Grandes Ligas

Yadier Molina #4 of team Puerto Rico reacts after Ian Kinsler #3 of team United States scored a run in the fifth inning during Game 3 of the Championship Round of the 2017 World Baseball Classic at Dodger Stadium. (Harry How / Getty Images)
Photo Credit To Harry How / Getty Images
Edwin Rodríguez, mánager del equipo de Puerto Rico subcampeón del Clásico Mundial de Béisbol 2017, arremetió el jueves contra los organizadores del torneo por el maltrato que recibió su equipo antes y durante el mismo.

Rodríguez hizo su descargo durante la conferencia de prensa tras el arribo de la novena de Puerto Rico la tarde del jueves a la isla.

“Primero que nada, la relación con MLB estaba dañada desde que al país subcampeón nos quitaron nos llevaron a 3.000 millas de distancia a jugar. Nos obligaron a viajar a México donde repartimos palos ganando esa primera ronda”, dijo Rodríguez.

“Ha sido una travesía muy difícil y una pelea constante con MLB (Grandes Ligas de Béisbol) hasta ayer que, no querían que viniéramos a la celebración”, añadió.

El mánager denunció que “inclusive siendo el equipo subcampeón del Clásico, no nos querían entregar la medalla en el terreno de juego y nos decían que estaban en el camerino en una caja”.

Explicó que no ha sido fácil y que MLB tiene que hacer más por Puerto Rico.

“MLB es una industria billonaria y lo que le dan a Puerto Rico son migajas. Le estamos exigiendo que aporte al desarrollo del béisbol boricua”, acotó Rodríguez.

Indicó que los jugadores de la novena boricua, que están firmados por los equipos de Grandes Ligas, tenían que regresar a sus equipos tan pronto terminara el Clásico e incorporarse a los entrenamientos primaverales.

Cientos de aficionados recibieron a los subcampeones en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín de San Juan, con banderas y grupos musicales, al tiempo que cantaban “Yo soy boricua para que tú lo sepas” .

A Puerto Rico llegaron el capitán Yadier Molina, el cerrador Edwin Díaz, el veterano guardabosque Ángel Pagán y el lanzador José de León, entre otros que aún no están firmados en las Mayores.

No pudieron viajar Carlos Correa, Francisco Lindor y Javier Báez al tener que reportarse a sus respectivos equipos.

Rodríguez agregó que el mensaje principal que querían llevar como equipo, es que “tenemos que estar unidos, este país hay que echarlo pa’lante, si es por medio del deporte que sea así”.

Luego de la conferencia de prensa, el equipo y los directivos se montaron en un autobús de turismo abierto donde a pesar de los fuertes aguaceros miles de personas los esperaron con bandera en mano en un recorrido de 25 kilómetros hasta el Centro de Convenciones.

Un mar de cabeza rubias con camisas con los nombres de los peloteros, gorras y varios instrumentos bailaban al ritmo de plena y salsa de diferentes conjuntos musicales en el Centro de Convenciones.

Yadiel Molina, capitán del equipo y uno de los héroes del torneo, expresó el espíritu del equipo.

“No pudimos ganar, pero ganamos muchas cosas positivas. Es bien bonito ver a un pueblo bien unido. Como este Clásico ninguno. Llevo cuatro con éste y es el mejor equipo en el que he estado. Ni en grandes ligas he tenido un equipo como el de Puerto Rico”, añadió el receptor de los Cardenales de St. Louis.

Tanto Molina como otros ex Grandes Ligas que trabajaron con el equipo, Carlos Delgado, Juan ‘Igor’ González y Carlos Baerga, coincidieron que tanto el gobierno como la empresa privada deben involucrarse más en el desarrollo del deporte.

“Hay que buscar la forma de masificar la disciplina del béisbol. Hay que identificar el talento en los jóvenes y darles las herramientas para que se desarrollen y el papel de la empresa privada es crucial”, subrayó Molina.

El equipo boricua viajó desde Los Angeles a San Juan en un avión charter fletado por la gobernación de Puerto Rico.

“De la misma manera que nos consiguen aviones, que nos consigan guantes y bates para meternos en los caseríos y las comunidades”, afirmó Yadiel Molina.

Post source : AFP

Related posts

Deja un comentario