Michel Abreu hace historia en béisbol de Japón

El cubano Michel Abreu (Luchadores de Nippon Ham) durante una práctica en el QVC Marine Field. 24/06/2013. (Foto: CRO)

El matancero Michel Abreu acaba de hacer historia en el béisbol profesional de Japón.

Abreu disparó 31 jonrones y terminó de líder en la Liga del Pacífico en Japón, resultados que lo convierten en el jugador de Series Nacionales cubanas de mejor desempeño en una temporada en la pelota asiática.

Con anterioridad, Orestes Destrade, oriundo de Santiago de Cuba, ganó el título de cuadrangulares entre 1990 y 1992 en el mismo circuito, pero Destrade nunca jugó en la isla.

Abreu, con 37 años, que fue el designado y cuarto bate del Luchadores de Nippon-Ham, Empujó 95 carreras y terminó segundo detrás del estelar Hideto Asamura, del Seibu Lions, quien remolcó a 106.

En el verano del 2012, el ex jugador de equipos yumurinos arrazó en la Liga Mexicana al finalizar como puntero en bateo (371), primero en impulsadas (106) y tercero en cuadrangulares (29). Esos impresionantes números motivaron a los dueños del elenco nipón para darle la oportunidad a que mostrara sus cualidades en ese exigente béisbol, considerado entre AAA y Grandes Ligas.

Jugador franquicia

La novena Nippon Ham finalizó en el último puesto de la Liga del Pacífico, pero Abreu, concluyó su primera incursión en tierras del Sol Naciente, como el mejor jugador de la franquicia. Además de campeón en cuadrangulares, fue también primero en hits (143), impulsadas (95), bases por bolas recibidas (57), average (284) sluggins (506) y OBP (357).

El yumurino jugó en ocho campeonatos cubanos y se llevó los máximos honores ofensivos en el 2002, con promedio al bate (356), jonrones (23) y empujadas (78). Salió de la isla en el 2004, ganó la corona de bateó en Doble A con un conjunto sucursal de los Mets de New York en el 2006, y desde el 2010 ha estado en equipos de la Liga de México.

El primer jugador latinoamericano en jugar en predios nipones fue el también matancero Roberto “Chico” Salmón, entre 1955 y 1966. Otros cubanos que lo imitaron fueron Humberto Fernández, en 1965; Román Mejías, en 1966; Tony “Haitiano” Gonzalez y Zoilo Versalles, en 1972; y Ozzie Canseco en el 2001.

Otros cubanos

También jugó en Japón Omar Linares, en las postrimerías de su carrera; militó en tres campañas con Dragones de Chunichi, pero su desempeño como profesional estuvo muy lejos de su esplendor en la pelota amateur.

En tres temporadas participó solo en 132 juegos, pegó 11 cuadrangulares e impulsó 61 carreras con average de 246, números que ni se acercan a los de la formidable actuación de Abreu en su única contienda en el Lejano Oriente.

La historia recoge la incursión en el béisbol japonés de otros jugadores cubanos que de destacaron en Series Nacionales después de 1970, pero todos lo hicieron con equipos pertenecientes a empresas industriales que poseían equipos de aficionados. Entre ellos figuran los nombres de José Raúl Delgado, Antonio Pacheco, Orestes Kindelán y Víctor Mesa.

Pero ninguno se acerca a la hazaña que acaba de cumplir Abreu, demostrando la buena estrella que acompaña hoy a los peloteros cubanos por el béisbol profesional alrededor del mundo.

¿Se publicarán estos resultados de Abreu en Cuba, ahora que dicen que hay cambios en el deporte y en la prensa? Voy a sentarme a esperar de buena fe por una sorpresa.

Publicado en Café Fuerte por Alberto Aguila.

Related posts

1 Comment

  1. Jordan Garry Prince

    Saludos cordiales:tuve la oportunidad de verlo debutar en Cuba para los equipos matanceros y la gran suerte de verlo jugar en Mèxico para los Olmecas de Tabasco, un pelotero elegante,caballeroso y de gran calidad,bateador de fuerza y average y excelente defensor del primer cojin que ha llegado a la plena madurez; ojalà que reciba alguna oportunidad para demostrarlo en las grandes ligas.Muchas felicidades Michael y te deseo muchos màs èxitos.Afectos

    Reply

Deja un comentario