Oakland extraña a Céspedes

Yoenis Cespedes #52 of the Boston Red Sox hits a single against the Toronto Blue Jays on at Rogers Centre in Toronto. (Tom Szczerbowski/Getty Images)

Cuando los Atléticos de Oakland decidieron cambiar al cubano Yoenis Céspedes a finales de julio por el cotizado lanzador Jon Lester, la novena apostó que con la inclusión de éste último su cuerpo monticular mejoraría lo suficiente como para arrasar en su división.

Billy Beane, gerente general de los Atléticos, confiaba en que la adición del otrora estelar abridor de los Medias Rojas de Boston sería la pieza que los conduciría directo a los playoffs y porque no pensar hasta la Serie Mundial.

Pero ha tenido problemas. Lester ha hecho el trabajo y le ha producido cuatro triunfos frente a tres derrotas con efectividad de 2.54.

Pero la ofensiva de los Atléticos ha decaído de forma significativa principalmente en poder de largo metraje y la producción de carreras.

O sea, el bate de Céspedes ha hecho falta y son muchos los que han comenzado a pensar que Oakland arriesgó y sacrificó demasiado por un lanzador que se convertirá en agente libre al concluir la campaña.

Oakland comandaba la división Oeste con marca de 66-41 -al frente por 2.5 juegos- cuando decidieron cambiar a su cuarto bate. Hoy, tras jugar para 15-24 desde el cambio, está segundo a 9.5 juegos del primer lugar ocupado por los Angelinos de Los Ángeles.

Durante ese período, los Atléticos apenas han anotado tres carreras o más en quince partidos denotando una falta evidente de ofensiva, la misma que le suplía Céspedes antes de ser cambiado. El cubano promediaba .257 con 17 jonrones y 67 impulsadas.

En julio, los bateadores de Oakland promediaron .251 con 23 cuadrangulares y 106 remolcadas. En agosto registraron los números más bajos de toda la campaña al promediar apenas .223 con 22 jonrones y 95 impulsadas. Su record fue de 12-17.

Ahora en septiembre sus números andan por los .249 con cinco y 36 impulsadas.

Oakland ha perdido 10 de los últimos 13 desafíos y 12 de los pasados 17.

Prácticamente están fuera de carrera en su división y su puesto en el comodín también corre peligro.

Publicado en .elnuevodia.com por Rubén A. Rodríguez.

Related posts

Deja un comentario