Odrisamer Despaigne afirma traer sorpresas en el 2017

Odrisamer Despaigne #43 of the Miami Marlins pitches against the Washington Nationals at Nationals Park (G Fiume - Gettyimages)
Photo Credit To G Fiume / Gettyimages
Odrisamer Despaigne tenía pensado un invierno diferente. Todo estaba planeado para entrenar junto a José Fernández y crear unas rutinas de trabajo que los beneficiaran a ambos, los únicos dos cubanos en el cuerpo de lanzadores.

Era un pedido del equipo y ambos, incluso, habían intercambiado algunas ideas sobre lo que podrían hacer una vez que terminara la temporada, pero ese idea nunca pudo ver la luz del día por la tragedia que se llevó a Fernández en la madrugada del 25 de septiembre.

“Todavía me recuerdo de aquellos momentos, recuerdo la expectativa por entrenar con él y luego la noticia de su muerte”, rememoró Despaigne, de 29 años. “Es un trago amargo que aún no pasa, pero el equipo debe seguir adelante, inspirado por su ejemplo”.

Más allá de conservar la memoria de su amigo, Despaigne entrenó como si fuera él, en lugares donde él se preparaba, incluso, bajo la guía de Ron Yacoub, el terapista físico que atendiera a Fernández personalmente durante su rehabilitación.

Al final, el invierno resultó diferente para Despaigne, quien se acercó a especialistas de acondicionamiento para fortalecer su brazo y encontrar unas cuantas millas de más, de ser posible.

Se acercó, además, a expertos del pitcheo que le han ayudado a pulir sus movimientos y mejorar su mecánica, cargándolo de las herramientas para abrirse un hueco entre los lanzadores del Día Inagural.

“Nunca antes había vivido unos meses así, tan intensos en cuanto a la preparación”, afirmó el serpentinero de La Habana. “Me preparé con buenos técnicos, corregí ciertos errores. Vengo a ganarme un puesto en la rotación, pero si no, pues a lo que haga falta”.

La meta de la rotación puede ser bien complicada, pues el conjunto posee en teoría a sus cinco hombres en Edinson Vólquez, Adam Conley, Wei Yin Chan, Tom Koehler y Dan Straily, pero su brazo vendría de maravillas desde el bullpen.

Despagine no actúa como abridor desde el 2015 y los dos equipos para los cuales trabajó en la campaña pasada -Baltimore y Miami- lo siguen contemplando en esa capacidad, especialmente los peces que buscan un especialista zurdo.

“Sé que está difícil el tema de la rotación, pero no pierdo mis esperanzas y creo que voy a sorprender a algunos cuando me vean lanzar”, comentó el pelotero que escapó de una selección nacional en el 2013 durante un torneo en Holanda. “Como te dije, viví un invierno distinto, y estoy seguro de que tendré una temporada diferente. Superior”.

Post source : Jorge Ebro / elnuevoherald.com

Related posts

Deja un comentario