Otro duro examen en tierras asiáticas

Equipo Japón al III Clásico Mundial de béisbol 2013

Perceptibles lagunas en el aspecto ofensivo y balance negativo de tres derrotas y dos victorias dejó para el equipo cubano de béisbol la reciente gira por Asia, importante etapa en la preparación rumbo al III Clásico Mundial de 2013.

Los dirigidos por Víctor Mesa cayeron 1-2 en el primer desafío del periplo ante la misma escuadra nacional de Taipei de China que este último fin de semana consiguió la clasificación a la magna cita de marzo venidero, en uno de los torneos preliminares.

Más tarde, el cuadro antillano archivó dos éxitos a costa de un seleccionado de la Liga Profesional de esa nación asiática con marcadores de 1-0 y 14-7, antes de caer en par de ocasiones, 0-2 y 1-3, frente a la acoplada maquinaria beisbolera de Japón, verdugo de Cuba en las dos ediciones anteriores del Clásico.

A excepción del desborde ofensivo desplegado en el tercer encuentro, en el periplo afloraron las carencias existentes en la mecánica ofensiva de los bateadores cubanos, minimizados ante los controlados y disciplinados lanzadores asiáticos.

Durante la gira por Asia los discípulos de Mesa archivaron 42 ponches, 20 de ellos propinados por los serpentineros japoneses, para dar continuidad a una tendencia mostrada en los cinco partidos celebrados con anterioridad contra equipos del circuito rentado mexicano.

Más allá de las limitaciones en el cajón de bateo, la cruzada asiática demostró que el equipo de la Isla Caribeña necesita mejorar en la ejecución de algunas acciones importantes del arsenal táctico del béisbol, como el toque de bola y el corrido entre las bases, sin obviar la mecánica defensiva.

El panorama no se muestra tan desolador, pues el cuerpo de lanzadores se comportó a la altura del desafío, con destaque para Freddy Asiel Álvarez, quien lanzó seis entradas en Taipei de China y otras tantas en Japón sin permitir anotaciones, para consolidarse como uno de los líderes del staff.

La escuadra cubana formará parte del Grupo A del III Clásico Mundial -con asiento en la urbe japonesa de Fukuoka- junto al elenco local, china y un equipo aún por definir a principios del mes de diciembre próximo.

Heredero de la disciplina y constancia de los míticos samuráis de antaño, el seleccionado nipón se erige como el principal obstáculo a superar en marzo por los peloteros caribeños, sin olvidar que en la segunda ronda de Tokio podrían rivalizar también con Corea del Sur y Taipei de China.

De ahí la importancia de que no caigan en saco roto las experiencias emanadas de este ensayo, válido para evaluar la calidad de los potenciales rivales y el escenario competitivo, en pos de mejorar el desempeño de Cuba en el ámbito beisbolero internacional.


Related posts

Deja un comentario