Pedro Echemendía: “nunca dejaré de soñar”

Pedro Echemendia con los Tiburones de la Guaira de la Liga de Venezuela de béisbol profesional
Photo Credit To Pedro Echemendia / Instagram
Por estos días son varios los cubanos en las diferentes ligas invernales caribeñas. Además del interés monetario, los más experimentados aprovechan la oportunidad de seguir jugando pelota profesional. Los jóvenes tienen ante sí la posibilidad de acelerar su madurez, en el caso de los que ya poseen un contrato con organizaciones de Grandes Ligas, mientras lo que no han firmado las toman como vitrina.

Para el lanzador cubano Pedro Echemendía, actualmente en el roster de los Tiburones de la Guaira de la Liga venezolana, ha sido muy importante su incursión en estos torneos.

“Es y será una experiencia muy buena en lo profesional. Resulta muy lindo compartir con atletas de alto nivel. Implica mucho aprendizaje, competencia y adrenalina con el público. Creo que ha sido una de las mejores en mi carrera”, confesó a CUBAN-PLAY el joven avileño, quien el pasado año pactó con los Cardenales de San Luis.

Soy cubano ciento por ciento. Con muchas ganas jugaría para mi país.

En Cuba, Echemendía, de 25 años, lanzó en las temporadas 49 y 50 con los Tigres de Ciego de Ávila, antes de tomar la decisión de abandonar el país en busca del sueño de jugar en el mejor circuito del mundo.

“La Liga venezolana tiene más nivel que la pelota cubana. Para nadie es un secreto que esta última ha bajado mucho su calidad. Aquí te fijas en un equipo y lo integran más de cinco peloteros de Grandes Ligas, mientras otros juegan en Japón o México”, afirmó.

A pesar de esto, Pedro Echemendía mantiene la añoranza por su país y por la primera novena con la que se dio a conocer. Por ello, reconoce el trabajo de los Tigres, que han conseguido tres títulos en los últimos años. “Yo soy tigre donde quiera que esté. Esa fue mi primera camiseta. La llevo en el corazón”, expresó.

Muchos fueron los obstáculos a enfrentar por el cubano, alejado cuatro años del béisbol, y solo la disciplina le permitió volver a jugar con excelentes resultados en sus dos primeras campañas con equipos de Ligas Menores de los Cardenales. “Aquí estoy dando lo mejor de mí día a día”, subrayó el joven, quien todavía no ha recibido confirmación sobre su presencia en los entrenamientos primaverales de cara a la próxima temporada.

“Aún estoy esperando la invitación ya que en la recta final en Triple A fui seleccionado como el pitcher del mes. Espero cosas buenas para el 2017”, recalcó.

En 69 partidos en Ligas Menores, Echemendía actuó como relevista en 67 de ellos. Su promedio de carreras limpias fue 3.09, con balance de 10 victorias y solo dos derrotas.

-¿Qué sientes al entrar en momentos cruciales del juego?

Yo soy tigre donde quiera que esté. Esa fue mi primera camiseta.

– Creo que es lo que más me gusta, ese enfrentamiento contra el bateador. Siento una buena adrenalina y me gusta llevarme la victoria.

– Hablando del rol del relevista, ¿cuál es tu opinión sobre nuestro compatriota Aroldis Champan, Campeón de la última Serie Mundial con los Cachorros de Chicago?

– Aroldis es algo sobrenatural. Ojalá que Dios lo cuide siempre y lo proteja de todo lo malo y que siga así dando ese show cuando sale a lanzar. Pienso que Chicago tiene ese triunfo por Aroldis. Buen amigo y compañero.

Mientras la velocidad constituye para Champan su mejor arma, Ehemendía nos comentó que la suya es el cambio de bola. “Gracias a él he escalado tan rápido en las Ligas Menores, mientras mi recta también ha mejorado”, sostuvo.

A pesar de las responsabilidades y el cansancio después de un juego de pelota con los Tiburones de la Guaira, nuestro entrevistado responde a la última pregunta:

– Si tuvieras la oportunidad, ¿representarías a Cuba en un Clásico Mundial?

– Con mucho placer me gustaría representar a mi país, ya que estando dentro no tuve la oportunidad de hacerlo. Soy cubano ciento por ciento. Con muchas ganas jugaría para mi país. Espero esa noticia algún día. Nunca dejaré de soñar ese momento.

Related posts

Deja un comentario