Pinar del Río buscará octava corona Nacional

El equipo de Pinar del Río conquistó hoy el derecho a buscar su octava corona en los Campeonatos Cubanos de béisbol tras vencer a Cienfuegos dos por una en 10 entradas.

Los Pativerdes irán por el título de la Serie Nacional número 50 la próxima semana ante Ciego de Ávila, finalista inédito, que este martes dejó al campo a Granma seis por cinco, también en el sexto partido de una serie semifinal pactada a siete.

A diferencia de todos los anteriores, caracterizados por el desborde ofensivo de una o las dos novenas, el juego de este miércoles en el parque 5 de Septiembre resultó uno de los mejores duelos de lanzadores de la temporada, al extremo que entre ambos pitchers permitieron sólo 11 imparables.

Un error en fildeo del torpedero Erisbel Arruebarruena sobre rolata del noveno bate Reinier León, en el principio de la décima ya con dos outs, abrió las puertas del home al sustituto Osmel Solano que corría en tercera y echó por tierra la mejor faena del zurdo Norberto González en esta fase del torneo.

Los locales tuvieron un muro casi infranqueable en el pitcheo del derecho Yosvani Torres, único lanzador con 14 victorias en toda la temporada, que alcanzó su cuarto triunfo de los play offs, con una sucia permitida, cinco hits, cuatro ponches, dos boletos intencionales y par de pelotazos en trabajo completo.

La que a la postre decidió el play off cuajó tras el sencillo al izquierdo del inicialista Norlis Concepción, único bateador con dos hits en el partido, sacrificio de Mijáin Rivera y foul fly al derecho del emergente Pedro Luis Rodríguez, que colocó a Solano a 90 pies del plato.

Ya con dos outs en el final de la décima falló también el parador en corto pinareño, David Castillo, y Yoelvis Leyva ancló en la intermedia con el posible empate de los Elefantes, pero Yasiel Puig arrastró la bola por el mismo territorio y esta vez el jugador de la posición seis cumplió sus deberes para sellar el partido.

Los Pativerdes estrenaron el exiguo marcador en el tercero por jonrón solitario de Castillo con el inning en punto de mate y en el quinto los paquidermos negociaron el 1-1 por doble del camarero Adriano García, sacrificio y error del enmascarado Lorenzo Quintana sobre tiro a la goma del jardinero derecho en corrido suicida del cienfueguero.

Para Cienfuegos, el equipo más ganador de la fase clasificatoria (59-31) terminó la aventura de la postemporada en un escalón más alto (semifinal) que el año anterior y además firmaron la mejor actuación histórica del club, con el tercer lugar asegurado gracias al trabajo realizado en el todos contra todos.

Box Score

Related posts

Deja un comentario