¿Qué hacer con Yasiel Puig?

Yasiel Puig #66 of the Los Angeles Dodgers celebrates as he crosses home plate after hitting a solo home run in the second inning against the Cincinnati Reds. (Photo Getty Images)

La respuesta obvia: hacerlo jugar lo más posible. Es uno de los jugadores más talentosos en el deporte, es Hulk con un bate de béisbol. Una rareza que también puede ser carismático. Y relativamente barato.

Respuesta alterna: Canjearlo antes de que sea demasiado tarde. No tiene ningún amigo en el vestidor, puede ser arrogante y se ha convertido en un jardinero promedio.

¿Qué se puede hacer?

Por ahora, no es un secreto que existe desprecio por Yasiel Puig en el equipo. Tiene hábitos inconsistentes de trabajo, llega tarde, necesita ser el centro de la atención constantemente y ahora, ha tenido una productividad mediocre, además de que sus compañeros están cansados del show de Yasiel Puig.

Los Dodgers tienen muchos jardineros y Puig es aún visto como un jugador talentoso que todavía le falta madurar y desarrollarse en uno de los mejores peloteros. Y nada más le deben $24.6 millones en los siguientes tres años.

Los equipos usualmente no canjean jugadores que están en su mejor edad y que están asegurados a un contrato razonable. Se supone que debes de construir ese tipo de jugadores a tu alrededor, no canjearlos.

Y la verdad es que, como están ahora, los Dodgers no necesitan. O por lo menos necesitan la versión de Puig que vimos el primer año y medio cuando llegó a las Ligas Mayores.

Los Dodgers también tienen muchos jardineros, pero tres de ellos batean de zurda: Andre Ethier, Joc Pederson y Carl Crawford. Además, si no renuevan a Howie Kendrick, su producción ofensiva en el sector derecho será muy limitada.

Es difícil dejar ir tanto potencial y aunque sus compañeros no lo toleren, ninguno puede poner en duda el talento del cubano. Simplemente no ha rendido últimamente.

Tras el inicio explosivo de su carrera en 2013 y una etapa muy fuerte en la próxima temporada, se ha convertido en ese tipo de hombre. En su último año y medio, ha bateado .264, con 15 jonrones, 55 carreras producidas, 69 carreras y siete bases robadas.

Publicado en hoylosangeles.com por Steve Dilbeck.

Related posts

Deja un comentario